Quién es Sasha Velour, la nueva ganadora de RuPaul’s Drag Race

Te contamos quién es la Nueva Superestrella Drag y por qué es importante su reinado.

El viernes recién pasado fue la final de la novena temporada de RuPaul’s Drag Race, el reality que busca a la Próxima Superestrella Drag, llena de charisma, uniqueness, nerve and talent. El último capítulo tuvo un récord de rating que habla de lo popular que se está convirtiendo este tipo de espectáculo alrededor del mundo.

Esta edición tuvo un cambio que llamó bastante la atención: la ganadora se definió por una batalla de los clásicos lip syncs, esta vez hechos por las mejores y no por quienes están al borde de ser eliminadas, dando un espectáculo histórico.

La ganadora de la temporada fue Sasha Velour, quien se lució con un primer un lip sync que muchos aseguran es uno de los mejores de la herstory del programa: la presentación de So Emotional, original de Whitney Houston, fue representada a la perfección por la reina actual y su contrincante Shea Couleé.

Luego, derrotó a Peppermint, coronándose The Next America’s Drag Superstar tras representar It’s not right but it’s okay de la misma cantante inmortalizada anteriormente.

¿Qué significa el reinado de Velour para el drag? Nacida en una familia de intelectuales, Sasha combina el activismo, el arte y el transformismo en su performance: pese a no haber sido la que más desafíos ganó en el reality (dos, versus cuatro de Shea), su impacto parece haber sido más profundo en el mundo LGBT.

Quién es Sasha

Alexander Hedges Steinberg, nombre real de Velour, es hijo de dos intelectuales que lo nombraron así por Alexandra Kollontai, una líder feminista rusa. Su apodo de familia, Sasha, es común para Alejandro o Alexandra y se le dijo toda su vida que ella tenía el nombre de una niña, por lo que lo convirtió en su nombre drag.

Velour, por otra parte, es la tela barata que imita el terciopelo, que la artista piensa es la metáfora perfecta para definir el drag. En una entrevista con Cosmopolitan, Sasha declara:

Quería traer el drag de mi ciudad natal de Brooklyn, que aman el drag intelectual, algo serio, artístico y como herramienta de resistencia política. Quería demostrar que los drag como yo podemos tener éxito, incluso dentro de un marco que pone mucho énfasis en la belleza y el humor. El humor es y la belleza son muy importantes, pero también la fuerza y la conciencia política y la inteligencia real se requiere para una superestrella drag en esta época y edad, y quería demostrar que tengo todos esas cosas”.

Pese a que en cuanto a canto y baile muchas otras queens se le aventajaban, Velour sabía muy bien cómo contrarrestar sus debilidades a través de gestos, expresiones y movimientos que definían perfecto su estética.

Todo el trabajo de Sasha tuvo referencias artísticas, incluso algunos fans del show bromearon con su inteligencia debido a todo lo que sabía sobre la cultura gay.

Entre sus inspiraciones está Frida Kahlo y Nosferatu, y ha rendido honores de muchas formas artísticas a su madre, que falleció de cáncer.

Pese a que considero que las otras tres finalistas merecían efectivamente ganar la corona tanto como Sasha Velour, creo que el mensaje tras haber ganado el primer lugar es claro: el arte, para una persona como RuPaul Charles, también es activismo.

El drag no solo necesita belleza, humor, baile y glamour, también necesita discurso, en especial en tiempos como los de hoy. Como la misma Sasha dijo al confirmar que había ganado: “Si quieres ser una reina, haz tu propia maldita corona”.

GENDER IS A CONSTRUCT. TEAR IT APART.