6 lecciones de vida que aprendimos de las películas de Anne Hathaway

Sus películas son ideales para pasar una tarde en pijama, pero tienen un gran mensaje sobre amor, fuerza y valor

Por Karen Hernández

Anne Hathaway es una de esas actrices que puede ser lo que sea: princesa, villana o rxperta fashionista. Tiene una larga y sólida trayectoria dentro del cine, además de una reconocida lucha a favor de las mujeres. 

Aunque sus personajes parezcan sacados de la ficción, sus personajes son en realidad mucho más realistas de lo que cualquiera pensaría, ya que plasman a la perfección situaciones con las que nos identificamos. ¿Recuerdan cómo todos molestaban a Mia Thermopolis en la escuela por ser "poco agraciada" o a Andy ser humillada por Miranda Priestly, por no encajar en el mundo de la moda?

DESCUBRE MÁS

 

Todos y cada uno de sus personajes pasaron tragos amargos, sin embargo, al final del día vieron un rayo de luz que los llevó a encontrar la felicidad. Por eso, te dejamos 5 lecciones de vida que nos dejaron sus películas.

1. Nadie es perfecto. Pedir ayuda no es malo, al contrario te ayudará a centrarte y ver las cosas con otra perspectiva. (The Intern)

Jules (Anne Hathaway) era una jefa exigente y exitosa, pero quería hacerlo todo tan perfecto que se cegaba ante lo que había a su alrededor. Su vida era un caos fuera de la oficina, y dentro, era un estrés total. Hasta que llegó Ben (Robert de Niro) quien no sólo le ayudó con el papeleo, sino también a tomar mejores decisiones en su vida.

via GIPHY

2. "El valor no es la ausencia del miedo, sino la sabiduría de que hay algo más importante que el miedo" (The Princess Diaries)

Ser adolescente no es fácil y menos si de un día para otro te conviertes en princesa. Mia Thermopolis pasó de ser la chica invisible y molestada de la escuela, a una princesa con actitud triunfadora. Esta chica aprendió de su padre y abuela a dejar de ser quien cree ser, para convertirse en quien puede ser. Y sí, se convirtió en una mujer fuerte, lejod de la chica temerosa que era antes.

via GIPHY

 

¿Y qué tienen en común estas dos películas?

3. APRENDE DE TUS MAYORES (y enséñales uno que otro truco nuevo, las lecciones aprendidas se multiplicarán para ambos)

via GIPHY

via GIPHY

4. El poder de cambio está en ti

A pesar de tener el trabajo que muchas soñaría tener, Andy pasó un tiempo muy difícil con Miranda Priestly como jefa. Esta periodista estaba tan dispuesta a triunfar y ser la mejor del trabajo, que cambió por completo su estilo y aunque intentó tener una actitud más dura, se dio cuenta que el cambio real está en la actitud, no en los zapatos ni la marca

via GIPHY

5. Acepta tus errores y aprende de ellos.

La Reina Blanca parecía perfecta, sin embargo, cargaba la culpa de haber convertido a su hermana en La Reina de Corazones. Aunque ella siempre tuvo buenas intenciones, el accidente que hizo engrandecer la cabeza de la villana,  la mantuvo con una gran angustia que jamás quiso revelar por miedo a perder lo que tenìa. Hasta que de frente, le pidió perdón y convirtió el rencor en amor.

via GIPHY

6. El amor nos hace vulnerables, nos llega a todos y sí, tambien duele. Pero todo eso está bien, pues es parte de la experiencia de amar y sentirse plenas. El aceptar al otro como es y que ese otro nos acepte, es el mejor regalo. 

En "Amor y otras drogas", Maggie y Jake nos dejan una gran lección sobre la relación de pareja ya que viven un amor poco convencional debido a la lucha interna tan fuerte que ambos enfrentan.

via GIPHY

Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Síguenos en Instagram