Leonora de MasterChef nos da sus tres mejores recetas de comida casera

Leonora Saavedra, la Leo, quien se hizo conocida por el reality MasterChef, fue a la Expo Milán 2015, donde representó a la comida chilena como cultora popular gastronómica, conquistando los paladares de los miles de visitantes, tal como lo hace con sus clientes en el Persa Biobío.

Dobladitas

Ingredientes
1 k de harina con polvos de hornear, 125 g de manteca, 1 cucharada de sal, agua hasta que la masa tome uniformidad.

Preparación
Calentar la manteca en una sartén hasta que se derrita. Poner la harina en un bowl y juntar con la manteca hirviendo y la sal. Agregar agua de a poco, hasta que la masa quede uniforme. Después dividirla en bolas pequeñas y estirar formando un círculo plano, que después se dobla por la mitad dos veces.
Antes de llevarlas al horno, batir con el tenedor un huevo, y con eso pincelar las dobladitas para que tomen color. Si el horno está caliente demoran alrededor de 15 minutos.

Estofado

Ingredientes
½ kilo de posta negra, 6 papas, 2 zanahorias, ½ pimentón, agua, ajo, comino y sal a gusto.

Preparación
Cortar la carne en tiras y sellarla por ambos lados; en paralelo, picar la zanahoria y pimentón también a lo largo (no en cubos, para que mantengan el sabor). Juntar todo en una olla para que se dore, sin que se queme; agregar el ajo y al final el agua caliente sólo tapando la comida, sin llenarla.

Después de unos 15-20 minutos a fuego medio agregar las papas picadas en gajos. Cuando ya estén blandas, se retira del fuego.

Bistec a lo pobre

Ingredientes

1 bistec de posta negra por persona, 1 cebolla grande, 6 papas, 1 huevo por persona

Preparación
Este plato es muy fácil si se tiene la habilidad de mantener tres sartenes prendidos a la vez, y así poder montar sus ingredientes a la misma temperatura. Antes de empezar, calentar unos 5 minutos a fuego alto una buena cantidad de aceite, para freír las papas. Mientras, picar un ajo y ponerlo en otra sartén para freír el bistec. Las papas (cortadas a lo largo) deben quedar a fuego alto unos 15 minutos, y lo ideal es sacarlas todas de una vez, de una sacudida, para que tomen el mismo color.

Para la cebolla frita, hay que picarla en pluma y freír con sal y unas tres cucharadas de vino blanco, que se agregan cuando ya haya tomado algo de color. También se puede agregar una cuchara de miel para tener un toque agridulce.