Esta es la razón científica de por qué los hombres no pueden dejar de ver traseros

Una de las partes del cuerpo femenino que más le gustan a los hombres es el trasero. Ellos se derriten ante los encantos que la retaguardia de muchas mujeres y esto tiene una razón científica.

Aunque las mujeres creen que ellos piensan en sexo cada vez que las miran o que están obsesionados, en realidad todo se debe a que un trasero redondo y grande es sinónimo de que esa mujer tendrá hijos más inteligentes.

Esto según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos, quienes concluyeron que la grasa que reside en el trasero y las caderas de las mujeres contiene componentes altamente valiosos esenciales en el desarrollo del sistema nervioso del niño.

Otra de las razones es que un trasero levantado, y mejor si está ejercitado, significa juventud y vida sana, lo que se traduce en fertilidad. Asimismo, tener una cadera ancha es más favorecedor para el parto, o eso se cree.

Will Lassek, profesor y epidemiólogo de salud pública de la Universidad de Pittsburgh, asegura que "la grasa del trasero de una mujer es crucial para la formación del cerebro del bebé, especialmente durante la lactancia. El nivel de inteligencia del niño se refuerza cuando la madre comienza la lactancia porque la leche materna proviene de la mitad inferior del cuerpo", argumentó.

En otras palabras, el hombre percibe que esa mujer no solo es atractiva, sino que su trasero es señal de que podrían venir muchos hijos si se formaliza su relación.

¿Qué piensan de este estudio?