logo
“Obsesión infinita” de Yayoi Kusama en México
Espectáculos 15/09/2014

“Obsesión infinita” de Yayoi Kusama en México

El 25 de septiembre se inaugura la retrospectiva de la artista japonesa en el Museo Tamayo Arte Contemporáneo

Por : Paulina Zamora

Yayoi Kusama es una artista japonesa nacida en 1929. Fue en Nueva York en los 60 cuando empezó a producir su obra al inscribirse en las filas del expresionismo abstracto, una de las corrientes más influyentes entonces, para más tarde devenir en el incipiente Pop Art, el arte conceptual y el minimalismo, estilos en los que está circunscrita su obra por su estética psicodélica.

En los 70’s Kusama regresó a su país natal donde después de experimentar cierto fracaso y padecimientos psiquiátricos se internó voluntariamente en un hospital en el año 1977. Desde entonces vive ahí sin dejar de producir arte.

La obra de Yayoi Kusama forma parte del colectivo imaginario por su gran colección de redes infinitas: estos puntos vibrantes que habitan espacios rítmicamente a través de una repetición de módulos, implementados en pinturas, esculturas e instalaciones como la de los cuartos infinitos.

Los últimos con esta suerte de iluminación y espejos que asemeja un bosque habitado por luciérnagas o constelaciones de manufactura humana en una densa repetición.

El universo de Kusama no se reduce a las artes plásticas, también ha incursionado en el terreno literario y en colaboraciones en otras disciplinas como la moda. Recordemos la colección que lanzó Louis Vuitton en el 2012, donde Jacobs hizo dupla con Yayoi Kusama saturando prendas, bolsas, zapatos y accesorios con sus característicos lunares en colores primarios, extendiendo el concepto al interiorismo de tiendas y escaparates.

La retrospectiva “Obsesión Infinita” que se inaugurará en el Museo Tamayo el 25 de septiembre, y estará expuesta hasta enero del 2015, comprende la colección itinerante “A dream I dreamed” que ha estado en exhibición en una gira alrededor del mundo y recientemente en Latinoamérica.

El montaje comprende 100 obras desarrolladas por la artista entre 1959 y 2013, que refleja la evolución de su carrera, alucinaciones y esta obsesión compulsiva y paliativa por llenar espacios a partir de la expresión mínima en las artes: el punto.

Una extensa retrospectiva, un recorrido alucinante y colorido que no puedes perderte si quieres conocer más de ella y su universo visual.