La cotidianidad a través de una estética serie fotográfica

“Instant life” de Florian Beaudenon registra actividades diarias desde una perspectiva contemplativa.

Los instantes más ordinarios son los que terminan por definirnos, aunque nos empeñemos en exaltar aquellos que se salen de nuestra normalidad.

Me gusta pensar que soy aquella que le gusta andar en bicicleta en el parque, bailar cumbias y tomar el café con amigos, sin embargo predomina más la que está sentada por horas, trabajando en una computadora y mirando por la ventana. Ni modo. Pero no es tan triste como suena, eso creo. Como diría un músico que detesto al parafrasear a Benedetti, “Las cosas más triviales se vuelven fundamentales”, pues Bunbury no se equivocó al parecer, como quiera me sigue cayendo malísimo.

Es así como la cotidianidad tiene su lado más estético. Si no lo creen, la colección “Instant Life” del fotógrafo francés Florian Beaudenon es una prueba fehaciente de ello.

Desde una perspectiva cenital, es decir tomada desde arriba, Beaudenon ha logrado una exquisita serie de imágenes:

instantlife1.jpg

© Florian Beaudenon

…de quien lee un libro en el sofá, del ilustrador bocetando,

instantlife8.jpg

© Florian Beaudenon

…la chica arreglando una avería de su bicicleta, del que ensaya en la batería o el teclado,

instantlife2.jpg

© Florian Beaudenon

…del tomar el baño en la tina, del masaje y de cocinar en pareja,

instantlife10.jpg

© Florian Beaudenon

…de la lluvia de ideas interminable, el texting, la puntada final del diseñador de moda,

instantlife18.jpg

© Florian Beaudenon

…del ordenar la habitación no sin antes escudriñar la cantidad de bolsos o vibradores que has acumulado.

Y una cámara siendo testigo de esas actividades ordinarias, de desconocidos, de extraños, en la intimidad, en solitario. Para concluir que, sin necesidad de una lente de por medio, no dejemos escapar la belleza de los instantes cotidianos.

Como fan de las manifestaciones visuales, y especialmente la fotografía, no puedo decir menos que ¡bravo! Si corres con suerte, puedes disfrutar en vivo de dicha colección en el bar The Brklyn en París, donde será expuesta todo el mes de Junio. Por lo pronto no te pierdas de esta fisgona galería.