Espectáculos

El libro de cocina de Andy Warhol y Suzie Frankfurt

«Wild Raspberries», una pequeña obra maestra que permaneció en el olvido durante décadas.

En 1959, la interiorista Suzie Frankfurt conoció en una exposición de arte a Andy Warhol, que entonces no era el famoso artista en que se convertiría más tarde, pero que ya contaba con varios trabajos interesantes. Lo visitó en el departamento que éste compartía con su madre, Julia Warhola, y entabló amistad con él.

Poco tiempo después, Suzie y Andy decidieron trabajar juntos en una serie de libros “artesanales”, en respuesta a los volúmenes de cocina franceses, de producción masiva, que se habían vuelto populares en los 50. Ella escribió algunas recetas, él las ilustró, y la señora Warhola se encargó de la caligrafía.

Como querían que todos los libros estuvieran pintados a mano, contrataron a 4 chicos para colorear las ilustraciones. El proceso fue meticuloso, de manera que sólo produjeron 34 ejemplares e intentaron comercializarlos sin éxito: esperaban grandes pedidos, pero nadie parecía interesado en comprar su propuesta. Dejaron algunos libros a consignación y dieron el resto a sus amigos, como regalos de Navidad.

Así fue como Wild Raspberries permaneció en el olvido durante décadas. Hasta que un día, Jaime, hijo de Frankfurt, lo descubrió entre los papeles de su madre y lo publicó en 1997. Actualmente el libro puede comprarse en Amazon.

El proyecto funcionó como un laboratorio en que Andy ensayó el proceso que llevaría a cabo más tarde en The Factory: hizo los dibujos, un equipo de asistentes les puso color, Suzie escribió las recetas y Julia las transcribió. Un modelo de producción que el artista dirigió como si se tratara de una orquesta.

¿Qué tan alto es valor culinario? Sería bueno conocer la opinión de las expertas de Sabrosía. Lo cierto es que la propuesta es muy atractiva a nivel artístico, porque traslada el acto de cocinar a un plano más expresionista que realista, sin que esto intervenga en la posible preparación de las recetas. Además, ¿quién no quiere cocinar a la Andy Warhol?

Fuente: Brain Pickings

Tags

Lo Último


Te recomendamos