Sex and the City 3 podría convertirse en realidad

¿Sex and the City 3? ¿Necesitamos una tercera parte?

La segunda parte de Sex and the City fue mala, pero muy divertida. Algunos han comentado que la historia no está completa, e incluso se ha hablado de Carrie Bradshaw y la maternidad. ¿Será que veremos la tercera entrega en cine? Y sobre todo, ¿qué debemos esperar de ella?

Sex and the City, la serie, se convirtió rápidamente en un icono, un referente en la historia de la televisión. La fórmula resultó infalible: una visión encantadora de la moda, sentido del humor, historias sin pretensiones (y sobre todo, bien contadas). Lo anterior resultó en una horda de fans dispuestos a seguirles la pista a Carrie y sus amigas.

Las películas, por su parte, fueron un intento por mantener vivo ese interés, una lucha por extender la mercadotecnia, y aunque todos asistimos al cine, nos divertimos y demás, no hay punto de comparación entre lo que la historia y los personajes nos dieron en la pantalla chica y lo que se engendró en la grande.

Pues bien, la intentona mercadotécnica sigue viva. El director ejecutivo de la serie, Michael Patrick King, acaba de declarar a Entertainment Weekly lo siguiente:

Todavía hay una historia que necesita ser contada a través de Carrie, Samantha, Charlotte y Miranda.

¿En serio? Después de los camellos y los tacones en el desierto de la última entrega, una ya no sabe qué esperar. Además, Carrie y Big habían acordado no tener hijos (si los tuvieran no podría perdonarles tal afrenta), entonces ¿de qué irá el argumento de la tercera película? Todo eso me gustaría preguntarle al señor King, quien agrega:

Sarah Jessica y yo sabemos cuál es el capítulo final. Eso no significa que vaya a ser contado, sin embargo creo que queda una historia pendiente. Que suceda es cosa aparte. Pero hay cuatro chicas que continúan en mi mente, hay otras historias que contar y personajes que ni siquiera han sido escritos.

¿Ven por qué insisto en lo de la mercadotecnia? Suena a querer revivir una fórmula que se agotó y que se agotó bastante bien. La serie dio lo que tenía que darnos. Sex and the City 2 fue como un libro para colorear: linda, llena de ropa increíble y gags simpáticos… pero no se trataba de nada.

La declaración de King, por cierto, suma atención a Sarah Jessica Parker, quien este mes estará lanzando su propia línea de zapatos. ¿Será que aprovechará la película para promocionarlos? Porque, ya saben, la mercadotecnia…