logo
Espectáculos 23/12/2013

“35 años y soltera”, la historia de Paula Schargorodsky

La cineasta argentina se ha hecho famosa en todo el mundo por un video subido al The New York Times.

Por : Denisse Leigthon

Ser soltera y tener más de 30 años hoy en día es de lo más normal. Cada vez más mujeres y hombres desean comprometerse menos. Las cifras de matrimonios en todo el mundo han disminuido y los divorcios aumentado. ¿Cuál es el fenómeno que está terminando con las relaciones de pareja? Y es que no solo me refiero a conseguir una libreta matrimonial sino a las relaciones en sí mismas. Claramente, no es fácil estar en pareja hoy en día y es que al parecer el individualismo está ganando la partida.

Como este es un tema que cada vez compete a más personas en todo el mundo occidental, siempre que aparece alguien abordandolo pareciera que todas las miradas de vuelcan hacia el autor.

Por eso se ha hecho tan popular un corto realizado por una argentina residente en Nueva York. “35 años y soltera” es la historia de la soltería de Paula Schargorodsky, quien luego de una ruptura comenzó a grabar cada momento vivido en los últimos años cuestionándose su estado amoroso.

Paula logró la fama gracias a un editor The New York Times que vio en su proyecto una interesante noticia y la subió al sitio web del medio norteamericano.

“Yo pensaba que les estaba hablando principalmente a las mujeres, pero a los hombres también les llegó y se sintieron identificados”, comenta la protagonista. Sin duda, su proyecto es todo un análisis antropológico de la vida contemporánea. “La gente que está soltera y vive sola pasa muchísimo tiempo y gasta muchísimo dinero en lugares públicos, desde bares y restaurantes hasta librerías y recitales o conciertos. Les dan movimiento a las calles y a las aceras, y enriquecen la vida colectiva, ¡aun para la gente casada y con hijos!”, comenta Paula en una entrevista dada a LaNacion.com.ar.

“Tengo cajas repletas de casetes, cada uno con su etiqueta, como si fuera un archivo de mi vida, quizá lo único que guardé prolijamente y que sobrevivió a todas mis mudanzas y desordenes cíclicos”, agrega.