logo
Espectáculos 16/12/2013

“35 años y soltera”: el video que revoluciona la web

La grabación llegó hasta el New York Times, tras lo cual se convirtió en viral en la web y ha tenido una respuesta increíble, de los miles de interesados en ver este film sobre su vida amorosa”.

 

Imagen foto_0000002220131216172150.png

 

Muestra la vida de una mujer soltera de 35 años, argentina, cuyo departamento es un desastre y se ha visto imposibilitada de conseguir una pareja.

La trama parece ser simple, pero este cortometraje realizado por la cineasta Paula Shargorodsky, la mencionada soltera de 35 años, se ha convertido en una revolución en internet, donde son miles las visitas de quienes quieren conocer más de la vida amorosa de esta mujer.

La grabación llegó hasta el New York Times, tras lo cual se convirtió en viral en la web y ha tenido una respuesta increíble, de los miles de interesados en ver este film sobre su vida amorosa.

“La respuesta de la audiencia fue realmente impactante, cada vez que miro el celular están entrando mensajes nuevos de Twitter, Facebook y mails”, reconoce la propia Schargorodsky, desde Buenos Aires, al diario La Nación de Argentina. “Muchas personas me cuentan que viven una experiencia similar y me agradecen por compartir la mía, pero el mensaje que más me sorprendió fue el de un corresponsal de guerra en Afganistán, que me puso: ‘Tu video tiene un éxito increíble aquí en Kabul. ¡Tienes que hacer un documental sobre la mujeres solteras afganas!'”

Shargorodsky ya había realizado un corto llamado “The Girl Behind de Camera” (la chica detrás de la cámara) que contaba los últimos diez años de su vida, en los cuales todos sus amigos se casaban y tenían hijos mientras ella cambiaba de pareja cinco veces.

“En los últimos 10 años, he estado filmando compulsivamente todo y de todos sin ninguna razón en particular. Todas mis historias de amor y rupturas se han registrado y mantenido de forma sistemática”, contó Paula.

“Decidí hacer una película sobre las preguntas que me he esforzado por responder. ¿Pueden los mandatos sociales no tenerse en cuenta, o es mi juventud prolongada, finalmente llegando a su fin?”, se cuestiona la cineasta.

La historia del video de Paula comienza en 2002 cuando Mario, un violinista uruguayo, la deja. Y ella, a su vez, deja su ciudad, su país y su continente, pero lleva encima su cámara en un largo recorrido a través de lugares y parejas diferentes.

“A partir de ahí, empiezo a filmar compulsivamente, a todo y a todos, todo el tiempo. Sin motivo aparente. Con las diferentes cámaras que voy teniendo, siempre enganchadas en una riñonera. Tengo cajas repletas de casetes, cada uno con su etiqueta, como si fuera un archivo de mi vida, quizá lo único que guardé prolijamente y que sobrevivió a todas mis mudanzas y desordenes cíclicos”, reconoce.

 

Nunca volvió a ver el material hasta que, en 2012, decidió hacer una película que fuera “una especie de investigación sobre mi vida amorosa con las preguntas que durante los últimos diez años no me pude responder”.

El resultado fue un rough cut (versión preliminar de un film) que fue premiado por el National Film Board de Canadá. También ganó el premio al Arte Internacional en el concurso americano de cine digital Power to the Pixel. Los especialistas de The New York Times vieron el proyecto en el Tribeca Film Festival, donde se presentó este año, y le encargaron el corto.

Ahora Paula está trabajando en la versión final del largometraje, que será una coproducción entre Estados Unidos y la Argentina, y que podrá verse a partir de mediados de 2014 en el norte y sur del continente.

“El video tocó una fibra aquí en Nueva York porque es la capital mundial de la gente sola, ya que casi la mitad de las viviendas están habitadas por una sola persona”, explica a La Nación Eric Klinenberg, profesor de la Universidad de Nueva York y autor de Going Solo, libro que analiza el fenómeno de la creciente cantidad de gente sin pareja estable en los grandes centros urbanos.