logo
Espectáculos 09/12/2013

Artista alemán retrata pesadillas y perversiones kitsch

En sus pinturas, Martin Eder combina imágenes eróticas femeninas con peluches y animales, dándole un toque tétrico a sus trabajos.

Por : Ivo Dragojevic

Gatitos gigantes, caramelos, peluches, pájaros que cantan y otros endulzantes se mezclan con eróticas (y a ratos perversas) imágenes de mujeres en la obra del artista alemán Martin Eder. Pinturas contradictorias en las que sus “jovencitas” de ensueño posan en escenarios dulzones que a ratos parecen pesadillas.

Tomando referencias fotográficas, el autor de estas obras hace uso de los altos contrastes y sombras poco definidas que le dan a éstas un toque de imperfección o espontaneidad, y que las hace lucir realistas, pero en su justa medida. Es esta misma característica la que -finalmente- logra un efecto tétrico. Asimismo, las desproporciones de los objetos y sujetos en las pinturas también aporta con una cuota de sordidez.

Fuente: Martin Eder