Espectáculos

Cirugías para bajar de peso: sus riesgos y cuál es la más adecuada para cada persona

Muchas personas con algún grado de sobrepeso eligen una intervención de este tipo para disminuir algunos kilos, pero es necesario conocer qué operación es propicia para el organismo de acuerdo al estado en el que se encuentre.

Es cada vez más común que quienes sufren de algún tipo de sobrepeso opten por una intervención quirúrgica de tipo digestiva que los ayude a bajar esos kilos de más. Eso sí, antes de realizar cualquier operación, es necesario conocer cuál es la indicada para cada organismo, ya que hay algunas peligrosas y que, realizadas sin el conocimiento adecuado del caso, pueden llegar a ser perjudiciales para la salud.

 

El doctor Marco Rioseco, cirujano digestivo de Clínica Vespucio, aclara que el término correcto de este tipo de operaciones es cirugía bariátrica. Esto se refiere a una intervención para tratamiento de obesidad y consiste en modificar el tamaño del estómago con el propósito de disminuir la capacidad gástrica, logrando saciedad con pequeños volúmenes de alimento.

 

Inicialmente esta cirugía se indicaba sólo en pacientes con obesidad mórbida (IMC desde 40) u obesos severos (IMC mayor a 35) con enfermedades asociadas (diabetes, hipertensión, entre otras). «Actualmente, a éstos grupos se agregan pacientes con sobrepeso (IMC mayor a 30) y con patologías relacionadas, donde además de las ya indicadas, se suman la resistencia a la insulina, hígado graso y otras condiciones que se vean agravadas por este tipo de estado», explica el especialista.

 

Las técnicas de este tipo de intervenciones quirúrgicas son varias, pero actualmente existe consenso en que las mejores y más usadas son el bypass gástrico y la manga gástrica. Estas cirugías están contraindicadas en portadores de trastornos de la alimentación o enfermedades psiquiátricas no compensadas. Además, en quienes ingieren dulces en exceso, o son adictos a drogas y alcohol.

 

El bypass gástrico es una de las intervenciones más antiguas de este tipo y con la que se comparan todas las otras técnicas. Consiste en seccionar el estómago con stapler (corchetes), creando un nuevo estomago de tamaño reducido al que se le crea una boca de salida de diámetro menor a dos centímetros. Esta se une a un asa intestinal modificada, que impide que los alimentos y jugos digestivos se unan en los primeros segmentos del intestino, con lo que se disminuye la absorción de nutrientes.

 

Esta modificación en el tránsito de los alimentos, por los primeros segmentos del intestino, produce cambios hormonales que permiten que un grupo de pacientes diabéticos mejoren de esta enfermedad. «Esta es una probada cirugía para reducir peso, pero tiene indicación precisa en personas con diabetes tipo II y en portadores de reflujo gastroesofágico, ya que ambas patologías se benefician con este tratamiento», explica el doctor Rioseco.

 

La segunda operación es la gastrectomía longitudinal tubular o manga gástrica. Consiste en seccionar de manera prolongada el estómago convirtiéndolo en un tubo de unos cuantos centímetros de diámetro, con lo que se disminuye de forma significativa su capacidad, logrando saciedad precoz. Esta cirugía también está contraindicada en pacientes portadores de reflujo, ya que exacerba la sintomatología. Tampoco es la primera opción en pacientes diabéticos, pues aún no se ha probado que tenga tan buenos resultados como el bypass.

 

Recomendaciones

El especialista afirma que el tratamiento de la obesidad es complejo y requiere de la participación de múltiples profesionales. «La cirugía es una parte fundamental, pero para tener éxito se requiere un cambio de estilo de vida, el que es facilitado por la participación de nutriólogos, psicólogos y nutricionistas. Sumado también a la realización de actividad física», comenta el doctor Rioseco.

 

Hay que tener precaución, ya que como toda cirugía, éstas no están exentas de riesgos, los que disminuyen realizando un completo estudio pre operatorio. Eligiendo la técnica más adecuada para el paciente en particular, y logrando que la persona cumpla con todas las indicaciones dadas por su equipo tratante.

 

Tags

Lo Último


Te recomendamos