¿Regalar o no una mascota para Navidad? Todo lo que debes considerar

Las mascotas no son juguetes. Entregar en adopción una mascota en Navidad significa asumir la responsabilidad de que el animalito quedará en manos de alguien que realmente lo va a querer, alimentar y educar según las normas de su especie.

Imagen

Aprovechar la Navidad para entregar en adopción una mascota es una decisión que requiere mucha responsabilidad, ya que quien la reciba deberá hacerse cargo de sus cuidados y de su educación, para lo que deberá prepararse con anticipación.

"Cuando traemos un cachorrito a casa tenemos la tentación de tratarle como a un ser humano, y no podemos olvidar nunca que son animales y que hay que educarlos como animales, sin querer esto decir que no podamos quererlos y darles grandes cantidades de afecto", indica Denisse Paul, médico veterinaria del Departamento Técnico de Royal Canin.

Antes de que la mascota llegue a casa se deben preparar los espacios de la casa o el patio para recibirla. Ya sea un perro o un gato, los futuros amos deben escoger un sitio donde el animal pueda dormir tranquilo y solo, otro para que haga sus necesidades y un tercero para beber y comer a sus horas. Desde el primer día, la mascota debe hacer uso de estos espacios.

"Una de las primeras reglas de convivencia que se han de imponer al animal es que debe comer siempre después de sus dueños, respetando así la jerarquía del hogar. Tienen que aprender que los humanos son los dueños y que ellos están subordinados, por lo que deben comer cuando el amo les dé y no cuando lo pidan", advierte Denisse Paul.

Sigue > >