Viajes: 8 razones para conocer San Francisco

Se convirtió en escenario de cientos de películas debido a su peculiar belleza e interesante historia. Conoce qué ver de esta ciudad que resalta por su liberalismo, multiculturalidad y calles empinadas.

Imagen

Por Carolina Palma F.

Aunque hayas visitado grandes ciudades del mundo o visto todas las películas que se rodaron allí, como "Superman" o "En busca de la felicidad", San Francisco te sorprenderá sí o sí. Es que es una ciudad amplia, con calles empinadas, mucha vegetación, calles limpias, una bahía de ensueño con el famoso puente colgante Golden Gate de fondo. A su bello aspecto se suma una gran libertad, multiculturalidad a simple vista y expresiones artísticas en todos los rincones.

¿Primera recomendación? Toma el típico tranvía rojo en Union Street (en Estación Union Square) para obtener una primera mirada de San Francisco en unos 30 minutos. Igual como en las películas, puedes ir sentada o de pie, y observar las calles, mientras el maquinista te cuenta, muchas veces de forma graciosa, la historia de la ciudad. Otras opciones son arrendar un auto –no existe mucho problema para estacionar- o arrendar una bicicleta para los deportistas. Ahora conozcamos otras razones para visitarla…al menos una vez en la vida.

1. El Golden Gate, el famoso puente colgante que se ubica en la Bahía de San Francisco, mide 2,7 kilómetros de longitud y puedes recorrerlo a pie o en bicicletas que se arriendan ahí mismo. La vista es imponente, inspiradora y te hace sentir como dentro de una película gringa. Aunque te toque apreciarlo con la típica neblina de fondo, es un recorrido obligado.

2. Si seguimos con las mejores vistas, un imprescindible es la colina Twin Peaks para dimensionar la ciudad. Pese a que deberás sortear muchas curvas, neblina y viento, vale la pena tener San Francisco a tus pies.

3. OK. En muchos países podemos visitar un Chinatown, pero este barrio chino es fantástico y muy amplio. Es como un pedazo verdadero de Oriente porque muchos chinos viven hace décadas allí, así que esta ambientado de forma perfecta. Sus mercados venden alimentos típicos, y algo extraño, como sapos vivos o aletas de tiburón. También encontrarás restaurantes donde se come la verdadera comida china, y hasta tiendas de souvenir.

Pincha los puntos de abajo para cambiar de página — >