Los poderes sicológicos de la ropa: mira cómo lo que usas influye en ti

Con la ropa no sólo expresamos cómo nos sentimos sino que esa misma ropa puede también influirnos a nosotros.

 

Imagen foto_0000002920121106115318.jpg

Elegir qué nos ponemos puede ser el peor momento del día o el mejor. Muchas personas consideran más fácil que sus hijos vistan uniforme para no tener que lidiar con el vestuario de otra persona, si ya de por sí cuesta elegir el propio. En cambio, los apasionados de la moda pueden pasar horas pensando conjuntos, probando nuevas combinaciones y puede suponerles el mejor de los entretenimientos.

Sea como sea, con la ropa no sólo expresamos cómo nos sentimos sino que esa misma ropa puede también influirnos a nosotros. Cuando nos manchamos o descubrimos un agujero en alguna prenda o, por el contrario, nos gustamos con algún modelo o vemos lo bien que nos queda una prenda que teníamos olvidada estamos en realidad comunicándonos con esa ropa.

Destacar algunos aspectos de nuestro cuerpo quiere decir que destacamos determinadas partes de nuestra personalidad. Algunos psicólogos consideran que ponernos ropa que nos haga más altos nos ayuda a tener una actitud más segura, por lo que usar zapatos de taco alto o vestir casi en la totalidad del mismo color puede hacernos parecer más altos y también más seguros.

De igual modo, separar el estilo que llevamos en nuestro tiempo libre, respecto al que lucimos en el trabajo, puede ayudarnos a desconectar del estrés laboral y a conectar más rápido con la ropa que nos recuerda que no debemos trabajar.

También la ropa puede darnos una motivación adicional para determinadas actividades. Así, unas zapatillas de correr que realmente nos gusten pueden motivarnos a hacer deporte, una determinada ropa interior puede hacernos sentir más seguros a la hora de tener relaciones sexuales o una ropa más ancha puede ayudarnos a estar más relajados.

Por lo tanto, sentirse bien repercute en todo, tanto en nosotros mismos como en nuestro alrededor. En algunos casos esto puede tener que ver con parecer alguien que no somos, pero también puede significar generar una energía positiva que hace un recorrido desde el interior al exterior y viceversa.

Fuente: Bang Showbiz