Anorgasmia: causas y consecuencias de un problema que tiene solución

Es una de las disfunciones sexuales que más afecta a las mujeres y la presentan muchas más personas de las que se cree. Sin embargo, tiene solución en la mayoría de los casos.

Imagen

No es un tema del que se suela conversar, pues muchas de las mujeres que presentan anorgasmia –o falta de orgasmos- sienten vergüenza y no se atreven a comentarlo. No obstante, es un problema que afecta a más personas de las que se piensa.

Bien los saben los expertos, ya que se trata de una de las disfunciones sexuales femeninas que más consultas médicas genera. Así lo destaca la sexóloga española Ana Lillo, del Instituto de Madrid, en declaraciones reproducidas por elmundo.es: "Hay mujeres de 40 años que han llegado ya a su madurez sexual y nunca en su vida han tenido un orgasmo", dice.

Según la información entregada en el mencionado artículo, un estudio australiano -publicado en la revista científica 'Journal of Sexual Medicine' en 2011- señalaba que cerca del 35% de las mujeres jamás ha tenido un orgasmo.

El psicólogo Jaume Guinot, también citado por elmundo.es, cuenta que a su consulta han llegado mujeres "desde los 17 hasta los 60 años" con este problema, que pese a lo preocupante que puede resultar para quienes lo padecen, tiene solución en más de un 90% de los casos cuando se busca ayuda profesional.

Las mujeres deben saber que, al igual que los hombres, pueden tener orgasmos, porque están predispuestas genéticamente para ello. De hecho, a diferencia de los varones, ellas los tienen más prolongados y, además, pueden llegar a ser múltiples, añade Ana Lillo.

De acuerdo con los expertos, la anorgasmia femenina no tratada deriva en inseguridad, miedo, baja autoestima y ansiedad. Y puede convertirse en un problema patológico cuando empieza cronificarse, dice Guinot, quien es enfático al recalcar la necesidad de consultar.

Pero, ¿por qué se produce la anorgasmia? Según los entendidos, puede generarse por circunstancias de estrés, etapas personales complejas o experiencias sexuales negativas. También influye una mala educación sexual y el hecho de no conocer bien el propio cuerpo.

La mejor manera que tiene una mujer de asegurarse un orgasmo es mediante la masturbación, sostiene el artículo de elmundo.es. "El 80% de las mujeres consigue el orgasmo con la llamada 'maniobra puente', es decir, tocándose el clítoris", explica Ana Lillo, añadiendo que es necesario "descubrirse, tocarse, experimentar y decir al otro cuál es el punto exacto de su estimulación plena".