Espectáculos

Jorge González: El regreso de un ícono ochentero

Asistimos a uno de los shows más llamativos de fin de año, para ver al ex líder de Los Prisioneros descargar todo su arsenal de éxitos, recorriendo pasajes del legendario trío sanmiguelino y sus canciones como solista. Florcita Motuda no faltó a la cita, y fue ovacionado.

No hacíamos más que ingresar al recinto, cuando de casualidad nos topamos con Florcita Motuda. De extrañeza, nada, pues era sabido que el repertorio de este concierto incluía un homenaje a este extrafalario y eterno músico experimental, quien llegó acompañado de su mujer para tomar palco y escuchar, ahora en vivo, el cover a aquella famosa canción suya y que le valió un triunfo en el Festival de la OTI en 1977.

“Me gustó la canción, y es que tal como lo hice yo cuando participé del tributo a Los Prisioneros, Jorge le imprimió su sonido propio creando una versión nueva”, nos confiesa alegre Raúl “Florcita” Alarcón. “Claro que lo divertido es que si bien yo le cambié la letra a ‘¿Por qué no se van?’ por ‘mejor yo me voy del país’, el que terminó yéndose de Chile fue él”.

Pero acá estaba de vuelta González, quien ya una vez aparecido en el escenario, no escatimó en elogios para su homenajeado cuando fue el turno de interpretar, y de manera impecable, “Pobrecito Mortal, Si Quieres Ver Menos Televisión Descubrirás… ¡Qué Aburrido Estarás por la Tarde”. El tema lo inició aludiendo a We Will Rock You , de Queen, y no arrugó al momento de entonar aquellos agudos tonos de la canción original de Motuda.

Pero éste no sería el único cover que tocaría González en el recinto de San Diego, porque el show había ya comenzado con una rockera visión de “Arauco tiene una pena”, canción tradicional de Violeta Parra. Lo demás, fue la lluvia de éxitos que ha venido cultivando el ex prisionero en las décadas pasadas, donde destacaron “Paramar”, “La voz de los 80”, “Brigada de negro”, “Sexo” y “Por qué no se van”, las que sonaron de manera sucesiva, además de sus otros hits publicados en solitario donde brillaron “Mi casa en el árbol” y “Fé”.

Si bien hubo un par de elementos repetidos en comparación con el recital que había ofrecido en enero, y donde también Jorge se hizo acompañar por sus músicos regalones -Gonzalo Yáñez (guitarra), Pedro Piedra (batería) y Jorge del Campo (bajo)- hay que decir que ésta vez se notó cierta inseguridad en la ejecución de las canciones, hecho que se hizo evidente en temas con bases electrónicas como “Tren al sur”. Lo otro fue el público, que apenas consiguió llenar la mitad del teatro.

Como sea, González demostró una vez más su tonelaje artístico, con un desplante sin libretos y créanlo, tampoco contó con sus acostumbrados discursos mordaces. Sólo se limitó a enviar saludos al movimiento estudiantil con un sincero “Gracias Giorgio, gracias Camila” al final de “El baile de los que sobran”. Nosotros desde acá te decimos, Gracias Jorge! y es que el de anoche, fue un concierto histórico.

Fotos: Saborizante / Pablo Gutiérrez Verdi

Tags

Lo Último


Te recomendamos