Entre Manuel y Martín

mm-1.jpg

Martín y Manuel

Aún estando en el colegio conocí la historia de Manuel Rodríguez y me enamoré. Su lucha e inteligencia me desconcertó y hasta hoy es el héroe chileno al que más respeto y admiración le tengo. Por otro lado, en esa misma época leí el libro de Blest Gana “Martín Rivas” que encontré en la biblioteca de mi casa y también me interesó mucho el personaje principal.

Pero una cosa es leer sobre un par de personajes y la otra es verlos en acción. Anoche pude experimentar la sensación gracias a las dos series de TVN y CHV. Me moví entre ambos canales durante una hora y quedé agotada. Es cierto que son “teleseries” con harto besuqueo y música romántica, pero tienen sus momentos.

Ayer era el primer capítulo de Martín y Diego Muñoz no lo hizo nada de mal -asumo que soy poco objetiva porque me encanta-. Se veía muy atractivo y cómodo en el personaje. La que me cayó mal fue su co-protagonista (el personaje, no la actriz), definitivamente, es una amargada.

Por otro lado, anoche se transmitió el segundo capítulo de Manuelito, demasiado romántico para mi gusto. Pero Casimiro Marcó del Pont gran, gran personaje, Alfredo Castro ¡Ídolo! Sobre Rodríguez les puedo decir que le falta un poco de garra, se supone que es un guerrillero, lo veo muy tibio.

No me queda más que ir de un canal a otro, viendo a Manuel y Martín luchar por sus ideales, pero espero que alguno logre seducirme y me haga ser fiel.