Músicos chilenos se unen contra la desnutrición infantil de Haití

Cuándo: Martes 11/08 (21:00 hrs.)Dónde: Teatro Oriente. Av. Pedro de Valdivia 099Precio:$4.000 (equivalente

[ficha]Tres cantantes y una banda tocarán con el fin de recoletar fondos para contribuir de forma concreta a la superación de este enorme problema que sufre el país con mayor pobreza en América Latina.

Joe Vasconcellos, Manuel García, La Mano Ajena y Camila Moreno unirán en el concierto “Leche para Haití”, iniciativa creada por un grupo de jóvenes médicos que pretende reunir dinero para ayudar a los niños en severo estado de desnutrición de ese país. El evento, presentado por Matilda Svensson, buscará “”como dice su nombre”” recolectar fondos para comprar leche que será enviada a la Klinik Saint Espirit de Haití.

Al comprar la entrada “”de un valor de $4.000″” no sólo se podrá asistir al concierto de dos horas en el que tocarán estos tres músicos y la banda, sino además permitirá comprar 1 kilo de leche para los niños haitianos. Esta iniciativa cuenta con el respaldo de la Fundación América Solidaria “”encabezada por Benito Baranda””, la que hasta la fecha ha enviado una importante cantidad de voluntarios a trabajar a Haití, actualmente el país más pobre del continente americano y cuyo índice de pobreza según Oxfam alcanza a un alarmante 70%.

Carmen Lagos, joven doctora egresada de la UC, es una de las voluntarias detrás del proyecto “Leche para Haití”, quien luego de haber viajado a ese país a comienzos del año pasado decidió, junto a un grupo de médicos, colaborar de manera concreta para combatir la desnutrición infantil de la que fue testigo. “Allá tuve que atender a niños con una patología a la que no me había tocado enfrentarme en todos mis años de carrera y para la que no me encontraba preparada ni académica ni emocionalmente: la desnutrición”, comenta Lagos.

Cada día, ella y el resto de los voluntarios recibían en la clínica a niños que pesaban la mitad de lo que deberían para su edad, e incluso debieron atender a menores de 6 años que pesaban lo mismo que un recién nacido. “Empezamos a apoyar nutricionalmente a un grupo de niños. Los resultados que fuimos viendo fueron impresionantes: con cada kilo de leche, aumentaban casi un kilo de peso, y los que apenas podían sentarse, comenzaron a pararse e incluso a caminar”, explica la doctora. Por lo tanto, cada ticket comprado para asistir al concierto permitirá mejorar la vida y la alimentación de un niño haitiano.