La trágica y dramática historia de Tonya Harding en la película 'I,Tonya'

En la película se plasma como una mala relación familiar puede afectar el desarrollo psicológico y conductual de una persona.

El año pasado, una de las películas que acaparó la atención del público, fue la cinta biográfica 'I, Tonya', dirigida por Craig Gilespie y protagonizada por Margot Robbie junto con Allison Janney, quien ganó el Óscar a la mejor actriz de reparto por esta cinta.

Basada en la vida de la controvertida expatinadora estadounidense Tonya Harding; la historia se enfoca en mostrar el crecimiento de Harding (Robbie), y su conversión en una exitosa patinadora, hasta llegar a la cúspide de las competencias, donde una mala decisión le acarreará gravísimas competencias, que ponen en riesgo todo por lo que se esforzó durante años.

Introducing @TheAcademy Award winner, @AllisonBJanney! #ITonya

A post shared by I,Tonya (@itonyamovie) on

La cinta también explora su entorno familiar, especialmente la relación con su madre, interpretada magistralmente por Janney. La película resultó ser un éxito de taquilla y recibió la aclamación de la crítica; con un impacto sentimental tremendo y unas poderosas actuaciones de las mujeres en los roles protagónicos, la película lograr mover las fibras de cualquier ser humano, y nos llevó a comprender la vida de la profesional del patinaje y que enseñanzas dejó su proceder.

En 1994, la principal competidora de Harding, Nancy Kerrigan, sufrió un ataque a manos de un hombre, que tenía plena intención de quebrarle su pierna derecha para evitar que compitiera. Más adelante se demostró que Tonya tenía conocimiento del ataque que iban a perpetrar su ahora exmarido y su guardaespaldas de aquel entonces. Las consecuencias fueron desastrosas, perdiendo sus premios y siendo vetada de la Asociación de Patinaje Artístico de los Estados Unidos. Luego de todo el escándalo y su carrera prácticamente acabada, intento surgir en el boxeo, con resultados no tan buenos.

Put some icing on the cake… it's Tonya's birthday! #ITonya

A post shared by I,Tonya (@itonyamovie) on

En la película se plasma la carga emocional que poseía Tonya Harding, y como una mala relación familiar puede afectar el desarrollo psicológico y conductual de una persona. A pesar de tantos obstáculos y haber tocado fondo, ella logró sobreponerse ella misma, intentando seguir adelante. El daño que pudo haber causado, no puede ser borrado, pero siempre se debe seguir adelante, lidiar con las consecuencias, y aprender la lección.

Aquí te dejamos el trailer para que te animes a verla.