'Los Chicos de mi Vida': La película que toda chica debe ver

Es basada en hechos reales y te puede dejar muchas lecciones de vida.

Sin duda alguna, 'Los Chicos de mi vida' es una película que toda chica mayor de trece años debe ver, ¿por qué? aquí te lo contamos.

La película está inspirada en hechos reales, basados en las memorias de Beverly Donofrio. La encargada de personificar a 'Beverly' fue Drew Barrymore, y Steve Zahn, Brittany Murphy y Adam García la acompañan en el reparto.

'Los Chicos de mi vida' cuenta la historia de Bev (Drew Barrymore), una inteligente adolescente de quince años, muy segura de sí misma que sueña en convertirse escritora y trabajar en Nueva York. Las personas que la rodean saben que tiene un gran potencial y el talento para cumplir su sueño; sin embargo, Bev es la típica adolescente rebelde y loca por salir con los chicos.

Los sueños de Bev se ven truncados por un inesperado embarazo tras una noche de fiesta donde conoció a Ray (Steve Zahn), un chico rebelde que no es muy buena influencia para ella. Al enterarse los padres de Bev, ella se ve obligada a casarse. Con esta unión, sus esperanzas se derrumban y su padre, Leonard, la rechaza por su embarazo. Mientras el bebé crece y Beverly ahorra para retomar sus estudios, descubre que Ray consume drogas y se ha gastado todo el dinero que tenían. Entre el cansancio y la desesperación, Beverly ya no sabe a quién recurrir y deberá afrontar las situaciones y los errores que se le presentarán en su difícil camino.

¿Por qué verla?

Para quien no la ha visto sería muy interesante hacerlo, ya que tocan varios temas importantes y delicados para la sociedad, como las drogas, retratando cómo transforman y afectan las vidas de las personas que la consumen; así como también el aborto y el embarazo en adolescentes.

Otro aspecto muy importante es cómo abarcan las situaciones que suelen suceder en el núcleo familiar, a raíz de los temas mencionados inicialmente. La inmadurez de adolescentes, la unión y desunión de la familia, y los sentimientos como el amor, la soberbia, la amargura y la decepción son otros de los elementos que la conforman. No es un peliculón, pero es muy buena y entretenida, la cinta te puede llegar a dejar muchas lecciones de vida.