Los insólitos suvenir de la boda real: desde condones hasta accesorios para perros

Hasta condones y accesorios para perros vendieron de la boda de Harry y Meghan.

El evento del año para la monarquía británica también lo fue para la economía del Reino Unido. La boda del príncipe Harry y la actriz Meghan Markle produjo, según especialistas, por lo menos 500 millones de libras de ganancias y allí los suvenir tuvieron un papel estelar.

Ya es tradición que la Casa Real lancé una colección de objetos conmemorativos para cada casamiento, porque sin duda es una ocasión para hacer negocios. Y así lo aprovechó la empresa Crown Jewels, que creó condones para el festivo día.

Las mascotas en la boda real

“Presentamos un suntuoso condón nuevo que honra la boda del Príncipe Harry con la Sra. Meghan Markle”, dice la compañía en su página web al presentar el estuche. Describen con orgullo su producto: “Las fundas de estilo artesanal, adaptadas a un ajuste real y rociadas con lubricante, prometen a los creadores de amor más exigentes una unión real de placer y estilo”.

Lanzado el 15 de marzo, el empaque “ofrece una experiencia patriótica única”, porque cuando se abre suenan las notas de los himnos God Save the Queen y The Star Spangled Banner. Tiene un retrato de la pareja realizado por el artista Jacqués Valentin y, “para tranquilizar a los clientes”, incluye un certificado de autenticidad.

Muñecos, calcetines, cerveza, trajes de baño, cojines, banderines y la tradicional porcelana también tuvieron protagonismo días previos al 19 de mayo.

Otra de las insólitas mercancías que se vendieron a propósito de la boda de los ahora Duques de Sussex fueron accesorios para perros, producidos por Teddy Maximus. Destacan los cojines bordados con forma de corazón, pajaritas bordadas y pañuelos para el cuello “en una variedad de hermosos colores de primavera”.

Una caja de cereal, con caricaturas de los Duques y la reina Elizabeth, es otro de los sorprendentes recuerdos ofrecidos. Los “wedding rings” eran aros multigrano tostados, parecidos a los famosos Cheerios, pero que incluían una característica especial: el 50% de sus ganancias irían a caridad.

Muñecos, calcetines, cerveza, trajes de baño, cojines, banderines y la tradicional porcelana también tuvieron protagonismo días previos al 19 de mayo. Sólo los suvenir oficiales mantiene su precio, los demás ya están en rebaja tras la euforia del casamiento visto por más de 47 millones de televidentes, solo en Reino Unido y Estados Unidos.

Congrats to the happy couple 💍

A post shared by Londonist (@londonist_com) on