La reina Isabel II aprobó la boda entre Meghan Markle y el príncipe Harry

El próximo mes de mayo será celebrada la esperada boda real

Ya la reina Isabel II emitió su carta de aprobación para la boda de su nieto el príncipe Enrique tendrá con su prometida la actriz Meghan Markle. El enlace nupcial está previsto para el próximo mes de mayo.

El documento de la reina es un requerimiento legal dentro de los asuntos reales que data de siglos pasados, específicamente desde la Ley de Matrimonios Reales promulgada en el año 1772 por el Rey Jorge II, que establecía que todos sus descendientes necesitaban su aprobación para poder casarse y mantener sus aspiraciones de ser rey o reina.

Pero esta Ley fue adaptada hace cinco años y transformada a la  Ley de Sucesión de la Corona, firmada por Isabel II. En esta se establece que sólo necesitan la aprobación matrimonial las seis primeras personas en la línea de sucesión a la Corona. Otro cambio importante de esta normativa fue el cambio de la preferencia por primogenitura masculina de sucesión al trono por una de primogenitura absoluta o líneal.

De esta manera el príncipe Enrique Carlos Alberto David de Gales ya cuenta con la aprobación de su abuela la reina para contraer matrimonio formal con la joven originaria de los Estados Unidos, Rachel Meghan Markle.

La boda real está prevista para el próximo 19 de mayo y se celebrará en la capilla de San Jorge del Castillo de Windsor.

US Weekly publicó hace algunas semanas que la reina está “encantada de ver a Harry en una relación tan bonita y por eso apoya totalmente el noviazgo”, por lo que no es de extrañar que se haya cumplido con este requisito de ley.

En caso de que su nieto Harry, ahora Príncipe Enrique de Gales, no hubiese obtenido la aprobación de la monarca más poderosa del mundo, habría podido casarse normalmente, pero esto supondría una renuncia a sus aspiraciones de ser rey.

Te recomendamos en video: