Michelle Renaud: enamorada de 'Hijas de la Luna'

Su debut como madre la hizo alejarse de la televisión, pero al mismo tiempo la acercó como nunca y la preparó para la telenovela Hijas de la Luna

Con una carrera relativamente corta y una propuesta renovada frente a los nuevos retos que representa ser una joven mujer en un medio tan exigente como lo es la televisión, Michelle Renaud se ha convertido en un ejemplo.

Su actuación más reciente fue en Pasión y Poder, con un papel coestelar y aunque apenas tiene 29 años, es madre, esposa y una de las actrices jóvenes más reconocidas con cuatro protagónicos en su haber.

En entrevista con Nueva Mujer, Michelle Renaud se dice sumamente agradecida y afortunada de ser parte de Hijas de la Luna, pues aunque se trata de una adaptación de la versión colombiana de 1997, Las Juanas y su versión mexicana homónima de 2004, es un gran proyecto. Es la primera vez que Michelle trabaja al lado de Nicandro Díaz, a quien admira por su gran dedicación.  “Trabajar bajo su dirección es increíble. Es un gran productor y ser humano. Siempre cuida los detalles y eso se ve en los grandes resultados”, afirma la actriz.

Hijas de la Luna narra la historia de Juana Victoria, Juana Inés, Juana Bárbara y Juana Soledad, cuatro hermanas nacidas en el mismo año y concebidas por el mismo padre. Poco antes de morir, Rosaura, la madre de Juana Victoria, le confiesa a su hija el nombre de su verdadero padre, un importante empresario hotelero por lo que emprende una búsqueda para descubrir la verdad de su pasado y encontrarse con sus hermanas. “Mi personaje me trae enamoradísima”, confiesa Michelle. Juana Victoria es una mujer alegre, optimista, luchona, y con un gran carisma. Tiene una personalidad mágica. Es lo máximo”.

Girl power !!💪🏼💕

A post shared by Michelle Renaud (@michellerenaud) on

Ser actriz te cambia la vida 

Renaud compartió que su experiencia en el set le ha dado grandes satisfacciones pues “cada personaje la ha marcado”. Sin duda, el trabajo de una actriz siempre estará lleno de satisfacciones, o al menos de grandes lecciones que cambian el rumbo de su carrera y de su vida, incluso si parte de una mala experiencia. “Una vez tuve que subirme a un caballo y me dio un ataque de pánico al grado de tener que tomar unas pastillas para calmarme”.  Si Michelle no lo hubiese logrado, probablemente habría cambiado por completo el sentido del protagónico que obtuvo en La sombra del pasado, hace dos años. Por eso afirma que “Si como actriz un personaje no te cambia la vida, no vale la pena el tiempo invertido”.

Pero hoy, a esta chica de grandes ojos verdes la satisfacción no sólo ha venido de sus logros en el set sino también de su vida privada y puede gritar a los cuatro vientos que atraviesa felizmente su mejor momento como madre del pequeño Marcelo. “Desde que soy mamá mi vida ha sido maravillosa. Soy más plena y feliz. La maternidad vino a iluminar mi ser y cambió mi vida para bien”, cuenta.

Quizá, una de las preguntas más comunes que enfrentan mujeres como Michelle es el hecho de cómo puede compaginar un protagónico con la maternidad pues ambas cosas requieren toda la concentración y compromiso.  La historia en Hijas de la Luna implica trasladarse a locaciones en diferentes estados de la República, como Mazatlán, Guadalajara y Monterrey. “Estoy al cien con todo. No sé cómo le hago para compaginar las dos cosas, pero creo que querer es poder y la vida me ha sonreído de muchas formas. Cuando haces las cosas con amor y con ganas, los pretextos desaparecen y te da tiempo para todo”.

Su mejor secreto de maternidad

Lejos de ser un obstáculo en su crecimiento actoral, la maternidad ha inspirado a Michelle para enfrentar los retos que implica ponerse en la piel de un personaje. “Me siento mucho más motivada ahora que regresé a la television siendo mamá. Ahora tengo un motor más grande y quiero que Marcelo se sienta orgulloso de cada cosa que hago”, cuenta la actriz.

Siendo tan pequeño su hijo, cualquiera pensaría que Michelle habría renunciado un tiempo más a la televisión, pero sorprendió al anunciar que estaría en la producción de Nicandro. “Pensaba darme un año para ser mamá de tiempo completo pero al ver que Marcelo se dormía tres horas, sabía que tenía que ser más productiva. He tenido la suerte de poder ir a trabajar y llevármelo conmigo todo el día. Eso es algo que valoro muchísimo y lo que me hizo decidir volver a actuar”.

Para Michelle Renaud ya nada es más importante que Marcelo. Por eso, aunque suponga un mayor sacrificio para ella, la actriz mexicana no duda en estar presente en su crecimiento. “Educo a mi hijo pensando en qué haría mi hijo en la jungla. No me dejo guiar por lo que dice todo el mundo. Respeto los procesos de mi bebé y creo que solamente la mamá sabe cómo criar a su hijo.  Lo escucho y no lo dejo llorar nunca, pero tampoco lo sobreprotejo, lo dejo vivir”.

Sobre la situación de las mujeres en el set

Sobre la situación que viven muchas mujeres en el set con respecto a su físico y el obtener papeles, Michelle asegura que no cree que sea su caso pues nunca ha obtenido algo por cómo se ve, ni tampoco que la hayan rechazado por ser más o menos guapa.

Te recomendamos en video: