Hija de Millaray Viera y Marcelo Díaz se robó las miradas en el cambio de mando

Es muy tierna.

Durante el cambio de mando presidencial 2018, Marcelo Díaz, llegó al congreso en compañía de Millaray Viera y sus tres hijas, pero fue la más pequeña la que se robó todas las miradas.

El día en que el diputado asumía como su cargo por el Distrito 27, que incluye Casablanca, AlgarrobO, Cartagena, El Quisco, El Tabo, San Antonio, Santo Domingo, Valparaíso, Viña del Mar, Concón, además de Isla de Pascua y Juan Fernández.

Millaray-Viera

La hija en común de la pareja, Celeste, tiene 11 meses y el parlamentario se paseó con ella en brazos, e incluso participó de entrevistas junto a la pequeña.

Hace un par de días, el ex ministro publicó una foto en Instagram junto a la bebé, en la que explicaba cómo ha disfrutado la paternidad hasta ahora y sus sentimientos por volver a la dinámica de su trabajo.

Millaray-Viera

"He tenido la fortuna de poder dedicarme a mi hija 24/24 los últimos meses y, especialmente, las últimas semanas," dijo.

"Hoy entiendo más que de lo que se trata es de estar a la par, que no se trata de “ayudar” sino de cumplir con la parte que nos toca tanto al padre como a la madre en el cuidado y la crianza de los hijos," dijo.

He tenido la fortuna de poder dedicarme a mi hija 24/24 los últimos meses y, especialmente, las últimas semanas. La he cuidado, la he hecho dormir, le he preparado su comida (aprendiendo a cocinar al mismo tiempo), la he mudado, hemos jugado, la he bañado, le he dado sus vitaminas, me he desvelado cada noche para darle su leche, hemos salido a pasear, al parque, a comprar, en suma, he hecho todo aquello que hace siempre el padre o madre que está a cargo del cuidado de los hijos al mismo tiempo que he seguido atendiendo mis responsabilidades. Ha sido emocionante, mágico y también cansador y a veces agobiante, no tengo temor de reconocerlo. No es la primera vez que lo hago, pues fui padre por primera vez hace 18 años, pero muchas cosas han cambiado desde entonces. Hoy entiendo más que de lo que se trata es de estar a la par, que no se trata de “ayudar” sino de cumplir con la parte que nos toca tanto al padre como a la madre en el cuidado y la crianza de los hijos. Entender también que en Chile la tarea de cuidar a los hijos e hijas recae principalmente en las mujeres y en algunos pocos hombres y eso mucho tiene que ver con la igualdad (o la desigualdad) entre géneros. Si por mi fuera, me quedaría siempre al lado de mi pequeña. Me entristece asumir que en pocos días más la dinámica laboral me hará tener que pelearle al día cada segundo posible para estar con mis hijas y que con @millarayviera tendremos que multiplicarnos como partners para cumplir con nuestras responsabilidades laborales y con nuestras tareas como padre y madre con nuestras hijas, tal como lo hacen, probablemente en condiciones más difíciles aún que nosotros, muchas y muchos chilenas.

A post shared by Marcelo Díaz | Diputado (@marcelodiazd) on

"En Chile la tarea de cuidar a los hijos e hijas recae principalmente en las mujeres y en algunos pocos hombres y eso mucho tiene que ver con la igualdad (o la desigualdad) entre géneros," agregó.

Te recomendamos en video: