Natalie Portman cumple su promesa y dona mil dólares a la fundación de Ellen DeGeneres

La presentadora de televisión Ellen DeGeneres adivinó el sexo del segundo bebé de Natalie Portman durante una entrevista en 2016 y, en consecuencia, esta se comprometió a hacer un donativo a su organización para la protección de la fauna salvaje

La actriz Natalie Portman demostró claramente durante su visita  al programa de Ellen DeGeneres que es una mujer de palabra y que siempre cumple sus promesas, o por lo menos la que le hizo a la también humorista durante su anterior aparición en el espacio televisivo, que tuvo lugar en el año 2016 cuando la oscarizada intérprete todavía se encontraba embarazada de su hija Amalia.

En esa ocasión, la conocida presentadora planteó a su invitada un reto que comprometería a la intérprete a donar mil dólares a la fundación para la protección de la vida salvaje que, años atrás, creó y sigue liderando la estrella televisiva, siempre que Ellen adivinara primero el sexo del bebé que gestaba en esos momentos.

Curiosamente, la anfitriona acertó de pleno en su predicción de que sería una niña y eso explica que, a su regreso al plató de Ellen esta semana, Natalie no tardara en comunicarle que había hecho la mencionada donación para cumplir con su parte del trato y, sobre todo, para apoyar los esfuerzos de su organización en lo que a la protección de los ecosistemas naturales se refiere.

"Es posible que yo ya lo supiera en ese momento [que su segundo retoño iba a ser niña] y que todavía no estuviera preparada para decírselo a nadie. En cualquier caso, acepté el reto porque tarde o temprano iba a salir a la luz. Y tengo que decir que sí, que he cumplido con los términos de la apuesta. Estabas muy segura de ti misma cuando hiciste la predicción y acertaste, ¡era una niña! Así que he hecho la donación al Fondo de Ellen DeGeneres para la Vida Salvaje, y además me parece maravilloso que hayas puesto en marcha esa iniciativa", ha explicado durante su entrevista.

La reputada intérprete de 36 años, quien también tiene un niño llamado Aleph junto a su marido Benjamin Millepied, también aprovechó la conversación para revelar una de las anécdotas más curiosas que vivió durante los nueve meses de gestación de la pequeña Amalia, una relativa a su baja estatura y menuda figura.

"Era bastante extraño, porque como, en general, soy bastante pequeñita, se me empezó a notar la barriguita casi desde el principio. La gente pensaba que estaba a punto de dar a luz cuando en realidad todavía me quedaba mucho embarazo. Creo que a las que somos bajitas se nos empieza a notar mucho antes", ha bromeado.