'My Heart Will Go On', la inolvidable canción del Titanic

Probablemente cualquier persona en el mundo haya visto la famosa y premiada película 'Titanic', y de inmediato, recordar el famosa tema de Celine Dion que complementó su éxito.

En el año 1997 millones de personas alrededor del mundo fueron testigos del revuelo de la película 'Titanic'. El cineasta James Cameron se anotó todo un éxito en su carrera profesional tras desarrollar una historia que enmarcaba una especial historia de amor en medio de la tragedia que vivió el trasatlántico.

Todo estaba enmarcado para que los sentimientos de los espectadores salieran a flor de piel. La conmovedora historia, las actuaciones precisas, los escenarios más lujosos, el vestuario de época, y todo ese conjunto lo coronan con una banda sonora y un tema realmente especial.

James Cameron, cabeza del proyecto cinematográfico, necesitaba un complemento musical perfecto. Su principal opción era Eithne Ni Bhraonain, mejor conocida como Enya, una cantante y compositora irlandesa del género New Age, pero ésta se negó. Entonces, Cameron buscó a James Horner, con quien ya había trabajado previamente en Aliens. Aunque su experiencia previa había dejado una tensa calma, Horner ganó la confianza Cameron y emprendió el trabajo creativo que coronaría esta trágica historia de amor.

Horner  empezó su proceso creativo. Navegó por las aguas del Atlántico, vivió a Jack, a Rose, se embarcó en el Titanic, hizo lo que el director le pidió: vivir la historia. Las primeras propuestas musicales conmovieron a Cameron. Estaba convencido de que eso era lo que estaba buscando para su ansiado film. Prueba tras prueba, placer auditivo que sentía, al punto de soltar más de una lágrima.

Pero para Horner no era suficiente. Él quería poner a la película una canción con letra para la sección de los créditos, pese a la negativa de Cameron; por lo que emprendió el trabajo creativo casi a escondidas. Contactó a su cómplice Will Jennings para que escribiera una conmovedora letra y a Celine Dion para que se sumara al proyecto piloto. Ambos accedieron, pero Cameron aún no sabía nada, Horner debía encontrar el momento preciso para convencerlo. Y lo hizo. En un momento de alegría del director aprovechó para presentarle el tema interpretado por Dion; no hubo forma de que Cameron no cayera rendido ante la canción.

Lo demás es historia vivida. La banda sonora ‘Titanic: Music from the Motion Picture’ fue lanzada en noviembre de 1997. Su éxito fue inminente; consiguió colarse entre uno de los álbumes más vendidos de la historia, sumando más de 30 millones de copias.  Además alcanzó premios como el Oscar y el Globo de Oro. De esta banda se desprende el tema ‘My heart will go on, interpretado por Dion, que obtuvo estos dos premios como mejor canción original.

La crítica estuvo del lado de Horner. Fueron muchos los elogios hacia su trabajo. También alabaron a la soprano Sissel Kyrkjebø, quien se unió al proyecto para interpretar el área vocal de la banda sonora. Celine Dion, intérprete de la canción principal, también sumó méritos. La revista 'Spinner' la incluyó en su top ten de mejores canciones de películas.

Un paso de esta historia que pocos conocen, es que la canción no convencía del todo a la productora Sherry Lansing, quien consideraba que el tema interpretado por Dion era  "cursi" y sugirió a James Cameron eliminarla de la película. En su libro de memorias ‘Leading Lady’ dio por descubierto este pasaje de las faenas de trabajo. Agregó, además en una entrevista con The Hollywood Reporter,  parte de aquella conversación: "Le dije 'Jim, ¿no es un poco cursi?, y él me dijo '¡Dios Mío, Sherry! La canción es fantástica".

Mira el video oficial  de 'My heart will go on' aquí.

Te recomendamos el siguiente video: