Pink le cumple uno de sus más grandes sueños a su hija

Todo en el Super Bowl LII

La pequeña Willow Sage fue la más feliz de ver a su mamá en el Super Bowl, al menos es lo que medios internacionales han señalado. La hija mayor de Pink estuvo apoyándola a nivel de cancha y ese era uno de sus más grandes sueños.

El US Bank Stadium, en Minneapolis fue testigo de una de las interpretaciones del Himno Nacional de Estados Unidos más impecables.

Pink dijo horas antes de cantar el himno que estaba mal de la garganta, pero eso no impidió que entonara ese símbolo patrio.

Su actuación fue maravillosa, pero lo que saltó a la vista fue que la cantante se sacó la goma de mascar que tenía momentos antes de comenzar con su interpretación.

Te recomendamos en video: