Leonor Varela también fue víctima de abusos en Hollywood: "Tuve que agacharme y salir corriendo"

La actriz contó en una entrevista que también fue víctima de acoso.

Cada vez son más las actrices que se suman a la lista de abusos cometidos en Hollywood por parte de colegas, productores y directores, y la chilena Leonor Varela tampoco fue la excepción.

Como es sabido, Varela fue de las primeras actrices chilenas en internacionalizar su carrera con la película Cleopatra. Sin embargo, ese recuerdo está nublado por la artista por los episodios de abuso a los que se vio expuesta.

En entrevista con La Segunda, la actriz dio detalles de su paso por la industria del cine hollywoodense en la época donde grabó la película Cleopatra.

"Estoy viendo la mejor manera de verbalizar y contar mi experiencia. Pero sin duda tuve mucha suerte. Tengo la suerte de ser súper fuerte y de no dejarme tratar como objeto", explicó la actriz.

"Cuando yo sentí la energía del depredador, me tapé. Mis primeros papeles después de "Cleopatra" fueron cosas que hice para afearme. Cuando Playboy me ofreció un montón de plata para tenerme en su portada yo les dije que no. Todo lo que me llevaba a ser objeto sexual para mi era algo negativo. Escogí no exponerme a estas situaciones, y aún así tuve experiencias muy violentas", detalló.

La actriz contó cómo reaccionó frente a una situación abusiva y peligrosa para ella.

"Tuve que agacharme y salir corriendo. Literalmente, porque se te echan encima y tienes que correr a la puerta y salir del lugar". "Mi objetivo es que esta persona sea expuesta, y estoy buscando la mejor manera, que es la más eficiente de exponerla, porque se encuentra fuera de EE.UU. en este momento", agregó.

Adicionalmente, señaló a Harvey Weinstein como uno de los hombres por los cuales fue acosada. "Cuando llegué a EE.UU. con "Cleopatra" yo estaba en un póster sensual en todas las paradas y sé que Weinstein tomó el teléfono y llamó a mi agente. Me dieron cuatro películas solamente por verme en ese póster, sin conocerme. Yo hice una película con ellos, un Western, pero nunca me sentí cómoda jugando ese juego. Cuando habían cenas, yo no iba. ¿Y cuál es el precio que pagué por eso? Nunca más me volvieron a contratar. Tenía un contrato por cuatro películas e hice una", concluyó.

Te recomendamos en video: