Hija de Woody Allen narra los abusos sexuales que sufrió por él

Dylan Farrow, hija adoptiva de Allen y la actriz Mia Farrow, denunció desde hace años que su padre la toqueteó cuando era niña y espera que ahora sí le crean.

Woody Allen es un director, guionista y escritor estadounidense, quien ha sido ganador del premio Oscar en cuatro ocasiones.

Pese a su éxito, su nombre ha estado en los titulares por estar vinculado en terribles acusaciones de abuso sexual.

Su hija adoptiva Dylan Farrow fue quien lo acusó de haberla violado cuando tenía 7 años.

Lo dice de nuevo

El aclamado director fue investigado por dichas acusaciones, aunque no hubo ningún tipo de cargo en su contra.

Cuando salió a luz lo que supuestamente hizo, algunos artistas lo apoyaron y decidieron seguir trabajando con él, otros solo se apartaron.

Esta semana salió un adelanto de la primera entrevista televisada que la mujer ofreció para la cadena CBS News.

En ella volvió a hablar sobre las acusaciones en contra de su padre, quien desde el principio negó todo lo dicho.

"¿Por qué no querría destruirlo? ¿Por qué no debería estar molesta? ¿Por qué no debería estar herida? ¿Por qué no debería sentirme indignada? Después de todos estos años de ser ignorada y descreditada y echada a un lado. Todo lo que puedo hacer es decir mi verdad y esperar", indicó

 

En 1992, la relación entre Mia y Woody se rompió debido al romance del realizador, entonces de 56 años, con su hijastra Soon-Yi Previn, que tenía 21.

Le dan la espalda

Ronan Farrow, el único hijo biológico de Allen y Farrow, siguió atacando a su padre durante años, e impidió que el tema se olvidara totalmente.

Fue él quien se dedicó a investigar los trapos sucios de Hollywood cuando trabajaba para la revista The New Yorker

Woody Allen, Mia Farrow y sus hijo Woody Allen, Mia Farrow y sus hijo - Foto: Twitter

A raíz de estas declaraciones, Greta Gerwig, directora de la película "Lady Bird", quien trabajó con Allen en “To Rome With Love” en el 2012, expresó su arrepentimiento y dijo que no trabajará más con él.

La británica Rebecca Hall fue la primera en ponerse públicamente en contra del director, con el que acaba de rodar "A Rainy Day in New York".

Aunque solo rodó un día y su salario no era muy grande, decidió donarlo al fondo de defensa legal Time is Up, movimiento contra el acoso sexual creado por centenares de actrices y productoras de Hollywood.

Te recomendamos en video: