Hermanas Salazar Ezquerra: cuando el deporte está en el ADN

Macarena, Catalina y Fernanda no sólo comparten sangre y apellido, sino que son amantes del deporte y la actividad física, como toda su familia. Desde pequeñas participan en competencias de alto rendimiento, recorriendo el mundo y dejando en alto el nombre de Chile.

Sus papás las motivaron desde temprana edad a hacer deporte. Múltiples competencias y viajes por el mundo representando al país marcan su historia, y pese al esfuerzo y dedicación que requieren las prácticas de alto rendimiento, han conseguido hacerse el tiempo para competir sin dejar los estudios. Macarena (22), Catalina (20) y Fernanda (18) son las hermanas Salazar Ezquerra. Acá hablamos definitivamente de ADN.

Conversamos con ellas en el Estadio San Carlos de Apoquindo, lugar donde entrenan hace años. Se les ve relajadas, seguras, muy contentas y comprometidas con lo que hacen. Las tres estudiaron en el colegio Sagrado Corazón de las Monjas Inglesas, y ahora están en la misma universidad, del Desarrollo; Macarena en marzo retomará sus estudios de Ingeniería Comercial, Catalina iniciará el tercer año de Kinesiología, y Fernanda, que recién terminó el colegio, partirá este año también en Ingeniería Comercial. 

De familia

Sus padres hicieron deporte toda su vida, de ahí el amor y la dedicación en forma constante. A partir de los 2 años y medio, los 4 hermanos Salazar –José Pablo es el mayor y único hombre– fueron inscritos en clases de natación en el Estadio Español. “Partimos en la escuelita, y nunca más nos fuimos de la rama deportiva…”. A los 16 años Macarena participó por primera vez en el Triatlón de Pucón. Los 4 realizan esta práctica que combina tres disciplinas: natación, ciclismo y trote, y con orgullo nos cuentan que su papá tiene ¡37 maratones en el cuerpo! De hecho hasta hoy corre en el grupo “Los mañaneros”, de lunes a viernes, a las 5 de la mañana.

“El deporte es un estilo de vida que idealmente debe inculcarse a los niños desde chicos; es una forma de vida que hay que aprender a llevar, que va en conjunto con la vida sana”, asegura Macarena.

¿Qué recomendaciones darían a quien quiere iniciarse en el Triatlón?

Macarena: Si estás partiendo es recomendable avanzar de a poco. El desafío es superarse a uno mismo, no compararse con los demás, porque es un proceso bien largo. Lo bueno del Triatlón es que incluye tres deportes y puedes ir cambiando para entrenar; si te aburre uno, tienes otros dos para elegir. Hacerlo día por medio, partes el lunes por ejemplo un rato caminas y luego trotas, luego vuelves a caminar y a trotar… Al siguiente descansas y el miércoles tratas de moverte en bicicleta todo el día. Después el día que te toca entrenar, nadas… Lo haces un rato, chapoteas…, y de a poco vas aumentando esa exigencia, aumentando los kilómetros y los tiempos de dedicación.

Catalina: Lo otro importante es tener alguien que te acompañe, especialmente las primeras veces. Ese apoyo evita que te aburras o simplemente que te engañes a ti mismo y no trotes realmente los 20 o 30 minutos.

¿Cómo es su rutina de entrenamiento? Porque deben combinarla con los estudios…

M: Hay que sacrificar el sueño nomás… Casi todos los días estamos entrenando a las 6 o 6 y media de la mañana; partimos en el agua, nadamos como una hora y media. Son entre 5 mil y 6 mil metros, aproximadamente. Después viene la ducha, un buen desayuno y a clases. Y cualquier posibilidad de ventana o tiempo libre, volvemos al estadio a entrenar y realizamos el otro deporte que tengamos que hacer; por lo general son 2 diarios.

¿Todos los días?

Fernanda: De lunes a sábado. El domingo es regenerativo, de recuperación, pero igual se está practicando.

¿Y la alimentación? ¿Se cuidan, tienen alguna dieta especial?

C: Comemos balanceado y bien… También si tenemos ganas de comer una hamburguesa, lo hacemos. No todos los días, obviamente, pero si tienes ganas y quieres salir a comer algo rico, lo hacemos, no hay problema. Algo que nos encanta es el goham, el sushi. El desayuno es algo desordenado porque como lo hacemos luego de nadar… Si hay tiempo suficiente lo hacemos bien, pero si no, es todo rápido. Por ejemplo, antes de ir al agua yo me como una barrita de cereal, y después de nadar, si voy a correr me tomo un yogurt con un pan y otra barrita. Ahora que se terminó la universidad luego trotamos, y después vamos a la casa y ahí sí viene un desayuno de verdad, con huevos, pan y una leche. No tenemos una restricción fuerte de obligarnos a comer ciertos alimentos.

Pucón y el apoyo

“Ahora los entrenamientos son más largos. A Pucón hay que dedicarle más tiempo y entrenamos casi el doble de lo que lo hacemos regularmente. Mantenemos los mismos horarios, estamos a las 6 en el agua, ¡no hay vacaciones!”, cuenta Catalina.

M: Como se alarga el pedaleo en esta época igual hay que partir temprano, porque si no se termina muy tarde, con mucho calor… Correr con calor también es difícil, uno se deshidrata mucho. Eso sí, en esta época podemos dormir una buena siesta… Por eso entrenamos en la mañana.

¿Juntas?

F: Aprovechamos de entrenar todos –los 4 hermanos– en los mismos horarios, pero en diferentes grupos. Las dos mayores y José Pablo lo hacen juntos…, hasta tienen los mismos planes de entrenamiento.

M: Formar parte un grupo de entrenamiento es súper importante, porque es gente que está en lo mismo que tú. Te entienden y son los que te empujan cuando lo necesitas. Si un día estás desanimada, el resto te ayuda y motiva.

¿Y también juntas son embajadoras de Skechers?

C: ¡Sí! Hace 4 años somos embajadoras de la marca y estamos muy contentas; nos entregan zapatillas, que son muy cómodas y especiales para competir.

Catalina va por primera vez a Pucón en categoría adultos (hasta el año pasado participó en Kids). “Voy a la vida, a lanzarme y ver cómo me va… Estoy muy preparada para la etapa de la península, porque dicen que es lo más difícil. Me siento bien preparada”.

Fernanda corre por última vez en Kids, categoría en la que el año pasado obtuvo el tercer lugar. Su intención es estar nuevamente en el podio.

Macarena participó el 2017 en 14 carreras; fue un período fuerte, entre una estadía en Estados Unidos, los viajes y las competencias. “Allá es claramente otra cosa; el pensamiento de los atletas y de quienes entrenan es muy diferente, la motivación que te dan a diario es espectacular. Al principio no es fácil, porque la cultura es bien distinta, las gringas son más frías que las latinas, pero con el tiempo ya éramos amigas. Fueron seis meses en EE.UU, un mes en Europa compitiendo y luego estuve también compitiendo acá en Sudamérica. Estuve alrededor de 8 meses fuera de Chile”.

Las tres sienten que el apoyo a los deportistas es un falencia importante en el país, especialmente a quienes estudian y entrenan en paralelo. “Lamentablemente no hay protocolos oficiales, en el fondo estamos expuestos a contar con la buena voluntad de los profesores y de la universidad”, explica Macarena.

C: En el colegio éramos alrededor de 4 deportistas por curso, ahora en la universidad soy prácticamente la única. Tal como dicen, la universidad es la tumba del deportista…, son muy pocos los que siguen entrenando porque no hay apoyo, entonces falta el tiempo y las facilidades que sí hay en otros países.

A propósito de otros países y sus viajes, ¿con qué lugares se quedan, qué destacan?

C: ¡Europa! ¡Competimos en Versalles! Eso es inolvidable. Europa siempre va a ser mejor porque esta todo más desarrollado.

M: La calidad de organización es mucho mejor allá; acá en Sudamérica como que tratan de ahorrarse los costos y todo es más sencillo, falta mayor preocupación y producción.

C: Este año estuvimos con la Maca en Rotterdam; el circuito era muy duro, además nos tocó mucha lluvia, pero estaba todo muy bien preparado…

M: Destaco también Australia, porque allá el funcionamiento de todo es pro deporte… Vas pedaleando en la calle y te respetan, te van cuidando para que no te pase nada. Acá eso no pasa, todo lo contrario: te tocan la bocina, te pasan a llevar, en el fondo vas con miedo… Incluso nos pasan partes…. ¡Cuesta 70 lucas el parte!

F: Yo me quedo con Francia y Canadá; en Canadá respetan mucho al deportista y al ciclista.

HERBALIFE IRONMAN 70.3 PUCÓN 2018

* Este año hay 1.898 inscritos, de ellos sólo 298 son mujeres.

* Kids Challenge, jueves 11 de enero.

* Promotional Race, viernes 12 de enero.

* Ironman 70.3 Atletas Elite, domingo 14 de enero.