logo
Mansplaining: la técnica de opacamiento que ocurre a diario
Espectáculos 23/05/2016

Mansplaining: la técnica de opacamiento que ocurre a diario

Son prácticas comunes en donde la mujer queda acallada y opacada por un jefe, compañero de trabajo, la pareja e incluso por amigos.

Por : Catherine Vignolo

¿Te ha pasado que en reuniones laborales quieres hablar y te das cuenta que tienes pocas posibilidades que tu jefe y compañeros te escuchen seriamente? Si pensaste tu respuesta, entonces no eres la única persona.

Actitudes de opacamiento frente a todo tipo de personas ocurren a diario y si eres mujer y ves que esto pasa únicamente con hombres, se trata del Mansplaining.

Actitudes que dan vuelta el Mundo

Hacer callar directamente es la forma más directa en donde lo verías, pero también hay indicadores más silenciosos como por ejemplo hablar condescendientemente con las mujeres o en un caso extremo, que un jefe hable solo con un subordinado, para que este hable con las mujeres del equipo.

Tal como señaló Radio Paula, este tipo de opacamiento ocurre cuando el hombre asume que sabe más que la mujer, entonces toma un lugar más protagónico en la conversación. Una escena clásica es cuando la protagonista de Sex and the City, Miranda, es callada por su jefe en la segunda cinta. Ella queda obviamente shockeada y por el mismo shock, tarda unos minutos en alzar su voz.

No solo pasa en los países latinos, sino que lamentablemente en muchas partes del mundo. Se debe a actitudes machistas que quieren callar al género femenino y que sin importar en el siglo en el que nos encontramos siguen estando presentes con versatilidad al estrato social.

Y no solo puede estar presente en el área laboral (aunque sí fundamentalmente), sino que también con amigos que inconscientemente levantan sus manos, colegas de trabajo e incluso la pareja en determinadas situaciones.

Pero para la felicidad de muchas, hay mujeres que no dejan que estos comentarios los desanimen, sino que son capaces de superar la adversidad y posicionarse en el puesto que ellas quieren tener, tal como el caso de Miranda, también de Sex and the City, quien lidia con rudos hombres a diario y que puede hacerlo sin que ellos la lastimen en su carrera profesional.