“Male Gaze” en Hollywood o si no te desnudas no nos interesa tu personaje

Si los personajes femeninos no se desnudan parecen no tener atractivo para el público, o al menos eso es lo que piensan los directores y productores en Hollywood.

Hace unos días les hablábamos sobre la diferencia en los números de mujeres que aparecen desnudas en Hollywood v/s los hombres. Y bueno la realidad salta a la vista por todas partes, ya sean películas, series, comerciales, etc, etc, etc.

Investigando un poco descubrí que existe un término para describir este fenómeno. “Male gaze” fue acuñado en 1975 por Laura Mulvey (teórica del cine y feminista). Estas palabras hablan de la “mirada masculina” en las artes audiovisuales y es esto justamente lo que nos llena de mujeres desnudas por todas parte. Mujeres objeto que protagonizan las historias de acción, drama, o cualquiera sea el género de la obra.

Con esto lo que se busca -desde la mirada masculina- es mostrar a estas mujeres desnudas para que hombres tanto detrás como delante de las cámaras y por su puesto el espectador admiren el cuerpo femenino, satisfagan sus deseos y fantasías sexuales. Es interesante que en general existen más directores hombres y actores principales del mismo género, por lo tanto es evidente que la mirada de una historia corresponde al “Male Gaze”.

Existen una serie de cifras entregadas por la investigadora Stacy L. Smith, PhD, de USC Annenberg que te sorprenderán:

-En las 700 películas más taquilleras de 2007 a 2014, sólo el 30% de todos los personajes que hablan en pantalla eran mujeres.
-Sólo cuatro mujeres han sido nominadas a Mejor Director en la historia de los Oscar. Siendo Kathryn Bigelow, la única mujer en la lista, por la dirección del film “The Hurt Locker” (2010).
-Entre las 100 películas más taquilleras de 2014, sólo el 11% de los escritores eran mujeres.
-De las 100 mejores películas de 2014, sólo 21 ofreció un papel femenino principal o co-protagónico.
-Entre las 1.300 películas más taquilleras de 2002 a 2014, sólo el 4,1% tenían directoras.

Con estas cifras, podemos comprender qué es lo que pasa en la industria cinematográfica, pero esto no quita que nos preguntemos… ¿a caso hay menos creadoras mujeres? O ¿en realidad las oportunidades no son las mismas?

Basta con ver una de las series más populares del momento Game Of Thrones para darnos cuenta de la necesidad que tienen los directores de desnudar a la mujeres, mostrarlas de frente, de espaldas. ¡Cómo sea les encanta! Sin embargo, los personajes masculinos con suerte tienen un pequeño momento sin ropa y siempre de espaldas. ¿Por qué se hace esta diferencia? ¿Qué ocurre con el cuerpo masculino que no puede ser mostrado de manera frontal? Y es que pareciera que los hombres no tienen necesidad de mostrarse desnudos ya que el poder que se les da en las historias basta para exponer la importancia del personaje. En cambio si una mujer no se desnuda pareciera no ser un personaje atractivo y/o exitoso.

Con esto no estoy diciendo que ahora salgan todos los hombres y mujeres sin ropa en la televisión o el cine, sino más bien quiero que entiendan cómo se manipula la imagen de la mujer en esta industria que diariamente consumimos y que genera en las mentes de muchos jóvenes de ambos sexos un estereotipo respecto cómo deben ser vistas las mujeres en la vida, como objetos sexuales. Todo lo demás parecer que da igual.

Sobre esto encontré una serie de cortos realizados por EPIX para discutir sobre el “Male Gaze” en Hollywood, son sus propios protagonistas quienes hacen sus descargos. Veremos a Michael Moore, Jill Soloway (Transparent), Lake Bell, América Ferrera, Paul Feig (Bridesmaids, Ghostbusters), Anjelica Huston y Catherine Hardwicke (Crepúsculo), entre otros.