5 cosas que no sabías sobre Bettie Page

La pin-up más famosa de la historia tuvo una vida muy peculiar, e influyó en la vida de otras mujeres de su época mucho más que con su icónico peinado.

Un día como hoy, pero de 1923, nació Bettie Page, la pin-up más icónica de los años 50, si no es que de la historia.

Pero para entender la importancia de lo que las famosas fotos de Bettie significan, hay que ponerse en contexto. Mientras la sociedad estadounidense consideraba inmoral que las mujeres incluso hablaran de sexo, Bettie posaba desnuda o con muy poca ropa y no consideraba su trabajo indecente.

Al contrario, amaba su cuerpo como amaba actuar y modelar, uno de sus grandes sueños fue aparecer en Playboy (y lo logró, pues fue la señorita enero en 1955), al mismo tiempo que era una cristiana devota y no salía con hombres que fumaran.

Bettie Page no pensaba que el cuerpo femenino fuera malvado, creía en su derecho de expresar su sexualidad abiertamente y fue una gran inspiración para muchas mujeres, ¡no solamente por su peinado!

Aquí hay otras cosas que no sabías sobre esta gran mujer.

Nunca cobró regalías por sus fotos

bettiepagemem660x650.jpg

Bettie trabajaba en lo que se llamaban clubes de fotografía. Dos o tres modelos iban a la playa o algún otro lugar con un club de fotógrafos, es decir, hombres cargados con sus cámaras. Ellas posaban en traje de baño (muy rara vez desnudas) y ellos tomaban fotos. a las modelos se les pagaba por la sesión y nada más.

Aunque después fue modelo en grandes productoras que enviaban por correo las fotos a quienes las encargaban o las publicaban en pequeñas revistas o a modo de postales, Bettie solamente cobraba por la sesión, sin importar cómo se usaran las fotografías.

Cuando volvió a ponerse de moda y aparecieron muchos libros, revistas, pinturas y productos con su imagen, Bettie Page no cobró ni medio dólar por estas publicaciones.

Diseñaba y cosía sus propios trajes de baño

galbettiepage07jpg660x650.jpg

Cuando acompañaba al club de fotografía a la playa, llevaba varios bikinis que ella misma había diseñado y cosido. Estamos hablando de una época en que las mujeres en Estados Unidos usaban trajes de baño completos, mucho menos reveladores.

En una ocasión le pidieron que llevara toda su colección para una sesión de fotos. En realidad tomaron fotos de sus creaciones y sacaron una marca de trajes de baño con su nombre de la que, ya adivinaron, Bettie no cobró ni medio peso.

A la fecha, grandes marcas de lencería se inspiran de los originales modelos de Bettie Page.

Tuvo una vida familiar poco convencional

bettiepage660x650.jpg

Bettie Page estuvo casada y divorciada cuatro veces, dos de ellas con su novio de la secundaria Billy Neal, quien intentó matarla. Seguimos en un contexto en que el divorcio y casi cualquier cosa que librara a la mujer de su rol social estaban muy mal vistos, pero Bettie siempre puso su felicidad por encima de los roles que la sociedad tenía para ella.

El bondage fue siempre actuado, Bettie no se dejaba atar en la vida real, ni literal ni metafóricamente.

Su segundo esposo era 12 años más joven que ella y se separaron cuando ella se dio cuenta de que “solamente tenían en común el gusto por las películas y las hamburguesas”.

A pesar de haber intentado por muchos años tener hijos, deseaba tenerlos, Bettie nunca lo logró. Perdió un embarazo en 1947, durante su primer matrimonio con Neal, y no pudo embarazarse de nuevo en el resto de su vida.

Desapareció por 34 años

033194a7080d13641ce4a5952a11788d660x650.jpg

Era inmensamente famosa (aunque seguía cobrando por sesión de fotos) y un día de 1958 decidió que lo mejor era retirarse mientras todavía lucía increíble.

Se mudó sin avisarle a nadie y durante tantos años estuvo alejada de la prensa que corrían muchos rumores sobre su muerte, en circunstancias más horribles en cada cuento.

No fue sino hasta que un club de fans localizó a su hermano en 1992 y le pidieron que le hiciera llegar una carta, que Betty aceptó dar una entrevista, aunque prefirió no dejarse fotografiar ni tomar video.

Cambió de parecer en 2003, cuando permitió que se le tomara una fotografía para un número especial de Playboy. Sí, es la de la camisa de cuadros con su icónico fleco en la foto de arriba.

Padecía de esquizofrenia

bettiemugshot660x650.jpg

Después de una crisis nerviosa muy fuerte, fue diagnosticada con esta enfermedad, y a pesar de haber sido demandada por atacar a su casera, se le declaró no culpable por tener problemas psiquiátricos.

Pasó 20 meses interna en un hospital psiquiátrico de California por esta razón, y hasta su muerte en 2008 aseguraba que Dios hablaba directamente con ella.


Aunque hay una película sobre la vida de Bettie Page, The Notorious Bettie Page, ella misma declaró que “eran puras mentiras”. La entrevista que lograron sus fans en el 92, sin embargo, se convirtió en el documental Bettie Page Reveals All en 2012, donde puedes escuchar su historia en su propia voz y la de quienes la conocieron.