Javiera Mena, más hedonista en su nueva producción

Ser mujer y aplaudirse a sí misma, ser mujer y disfrutarse. Esta es la propuesta de Javiera Mena en esta nueva placa.

Es un disco que habla constantemente del deseo y la búsqueda, pero abordado desde una especie de héroe conquistador. Y cada canción, en el fondo, va representando el camino que este héroe debe recorrer para dar con lo que busca.

Esta es la descripción que hace la cantante al explicar qué es lo que significa su nueva producción. Mucho más cercana, mucho más hedonista, que se aplaude a si misma, que se disfruta a sí misma y no tiene nada que ocultar.

Porque ¿qué es lo que deberíamos ocultar en esta era? ¿de qué es lo que deberíamos sentirnos avergonzadas? ¿Un mal corte de cabello? ¿un estilo que no les guste a todos? ¿nuestra condición sexual? Claro que no, y esto es lo que nos propone la artista bajo ciertas sutilezas que debemos ser capaces de comprender.

menavideoclip618x333660x650.jpg

©Radio Zero ©Javiera Mena

Largo ha sido el camino de Javiera desde sus covers a Daniela Romo, de sentirla triste abrazando su diario de vida, contando en secreto sus deseos y anhelos, para tenerla como la tenemos hoy en este último trabajo. Celebrando, disfrutando, mostrándose y trayendo a la música temas, que si bien no suenan desconocidos, no habían sido tocados con la destreza de la compositora de “Espada“.

Y es que en este primer single, encontramos la declaración del disco y las ambiciones que persigue su creadora. Nada de doble estándar, nada de visiones victorianas sobre el sexo: todo es libertad, una libertad palpable y que se desborda en cada uno de los arreglos.

De hecho, la misma Javiera comentó a El País, que la intención del disco era movida por el deseo, la pasión y las posibilidades de generar grandes cosas a través de éstas.

Cuando hablamos de deseo, ¿hablamos de deseo como la atracción por otra persona o de deseo en general?

El deseo por una persona. De hecho yo creo que la mayoría de las canciones de toda la historia giran alrededor del deseo. Y el deseo hacia otra persona es un momento de máxima intensidad.

Es un disco muy sexual…

Sí, es muy sexual. Aunque por ejemplo en Espada yo no me estaba imaginando nada fálico, yo me estaba imaginando que el poder de otra persona, que es la espada, te atraviese a ti, que te dé todo su poder. Pero la primera vez que la toqué ya me di cuenta de cómo se interpretaría (risas).

Pensaríamos entonces que la apertura que muestra Mena sería celebrada en todos los lugares, sin embargo, no ha sido así, ya que la censura no se hizo esperar con la portada de su disco, la cual fue editada en iTunes.

¿Cuál es el real escándalo que produce ver a una mujer desnuda en un contexto artístico? Porque portadas sugerentes han existido desde hace años, basta recordar lo realizado por la banda Aguaturbia, donde la corporalidad fue utilizada para demostrar algo estético, que estaba lejos de resultar censurable.

aguaturbia660x650.jpg

©Aguaturbia

Personalmente me rindo ante este nuevo trabajo de  Javiera, la aplaudo de pie cuando trata(con éxito) de desmitificar grandes cosas que aún nos aquejan como sociedad: que una mujer no puede tener fuerza y poder realizando música, que la condición sexual no puede ser vivida con naturalidad y felicidad, que debemos seguir ciertos cánones estéticos si es que somos gays, lesbianas o héterosexuales, y encontrando verdades como que en definitiva, a la vida hay que celebrarla como corresponde. Porque es una joya, que a veces se  nos pierde, pero siempre es posible encontrarla en el centro de la discoteca.