La venta de novias virtuales aumenta en China

Actualmente en China existen servicios de renta de novias.

Con todo este auge de las redes sociales, y todas sus implicaciones en una relación de pareja, el país de Oriente tiene una propuesta tan lucrativa como solitaria. Ya que en el país manufacturero, se puede comprar una novia por tan sólo 20 RMB, lo que equivaldría a 3.96 USD.

En el país oriental se ofrece “la experiencia de novia.” O, lo que es lo mismo, una semana de tener novia virtualmente. Durante 7 días, el cliente tendrá derecho a una novia vía WeChat, el paquete incluye llamadas de buenos días y buenas noches de alguien que te escuchará 24/7 a través del otro lado de la bocina.

taobao.jpg

© Taobao

Este servicio está únicamente disponible en China por el momento. Sin embargo, si buscamos “amante virtual” en la red, los resultados nos despliegan al menos 1300 “productos” de relación que podemos acudir. Una tienda electrónica de este tipo podría tener incluso miles de transacciones en tan sólo un mes de servicio.

Los hombres pueden escoger diferentes tipos de novia: la clásica chica de al lado, diva, intelectual e incluso una “lolita.” El servicio podría variar entre los 20 RMB al día y los 500 RMB al mes.

El desarrollo de la relación se divide en 3 etapas:

  1. “Conociéndose.” La etapa donde podrás conversar con tu novia virtual y saber más acerca de ella.
  2. La etapa cuando están locos de amor. En este tiempo el usuario será mimado con diversas muestras, virtuales, de afecto de parte de tu novia no existente.
  3. El fin. Pero no, no habrá necesariamente una ruptura, sino que el usuario podrá tener más de una novia (virtual, desde luego). Así es, más de una novia inexistente si es que puede costear otros 500 RMB al mes. El límite, hasta ahora, son tres.

Pero para los que busquen el paquete más básico, de 20 RMB diarios, éste les incluirá hasta 100 mensajes de voz o de texto con su novia inventada para la primera etapa, una foto donde la mujer demuestre todos sus sentimientos a su cliente (que, presumiblemente, podría ser una nudie) y, finalmente, nada para la tercera etapa. Así es. Ningún cliente a comprado el servicio de la tercera etapa y, por tanto, no se ha desarrollado el producto. Tal y como la vida real.

Una vez que la relación o el servicio estén terminados, la actriz de novia tendrá que cortar toda comunicación con el cliente. Desde luego, en un principio, tiene prohibido revelar detalles personales básicos como su dirección o su nombre real (y supongo que también su verdadera apariencia).

Tristemente, este comercio pretende obtener muchísimas ganancias baja la fachada de que, en nuestra generación, no se tiene tiempo ni mucho interés en tener una relación real.