14 frases y extractos de la intensa Teresa Wilms Montt

No apta para señoritas.

Curiosamente sólo algunos sabían de su existencia. Curiosamente su biopics tampoco llegó a ocupar un lugar en las grandes carteleras. Curiosamente hasta entonces, poco o nada se había hablado de esta rupturista e intensa poeta chilena.

En este mes tan teñido de Chile, queremos compartirte algunas frases y extractos de Teresa Wilms Montt, no apta para señoritas.

1. “Las mujeres somos vehementes, y por eso inconstantes.El hombre es mil veces mejor organizado; ellos esperan. Cuando un ser femenino desea una cosa vive, agoniza, muere por conseguirla. Y en su cabeza no hay otro pensamiento. Cuando lo consiguen vienen casi inmediatamente el hastío y el desencanto. Nosotras somos locas insaciables de ideales, y uno tras otro, sin descanso ni tregua hasta que la vejez pone término al fuego de la imaginación y de la fantasía…”

2. “Soy el erotismo, ¡ven!”

3. “Tristes somos aquellos que no hemos nacidos de los dioses…”

4. “Me voy para no volver jamás. Iré donde no pueda perseguirme el dolor y desengaño. Jamás pensé, ni en el delirio inmenso de mi dolor, que nuestro amor tendría un fin así. Mi pluma tiembla en la mano de rubor, mi corazón llora con el llanto de un criminal cobarde ante el patíbulo. No sé de mi existencia más que por un profundo sentimiento de hastío. ¡Sí, me voy. Ya no espero nada! Seré un autómata, seré una miserable ruina ambulante, seré una maldición viva.”

images-3.jpg

5. “Apareciste, y hubo en mi alma un estallido de vida. Se abrieron todas mis flores interiores…”

6. “Está muy lejos, y está conmigo, piensa en mi cerebro y llora en mis lágrimas.”

7. “Pero ya sé que la piedad es una frase, como sé también que para ti el dolor es una mentira.”

8. “Es mi diario. Soy yo desconcertantemente desnuda, rebelde contra todo lo establecido, grande entre lo pequeño, pequeña ante el infinito… Soy yo…”

9. “Sólo existe una verdad tan grande como el sol: la muerte.”

10. “Sufro un extraño mal que hiere narcotizando; mal de amores, de incomprendidas grandezas, de infinitos ideales. Mal que me incita a vivir en otro corazón, para descansar de la ruda tarea de sentirme viva dentro de mí misma.”

11. “Nada tengo, nada dejo, nada pido. Desnuda como nací me voy, tan ignorante de lo que en el mundo había”

12. “Morir, después de haber sentido y no ser nada…”

13. “Cuando me dieron la espalda, yo di la cara.

teresawilmsmontt-1.jpg

14. “Soy Teresa Wilms Montt… y aunque nací cien años antes que tú, mi vida no fue tan distinta a la tuya. Yo también tuve el privilegio de ser mujer. Es difícil ser mujer en este mundo. Tú lo sabes mejor que nadie. Viví intensamente cada respiro y cada instante de mi vida. Destilé mujer. Trataron de reprimirme, pero no pudieron conmigo.

Cuando me dieron la espalda, yo di la cara.

Cuando me dejaron sola, di compañía.

Cuando quisieron matarme, di vida.

Cuando quisieron encerrarme, busqué libertad.

Cuando me amaban sin amor, yo di más amor.

Cuando trataron de callarme, grité.

Cuando me golpearon, contesté.

Fui crucificada, muerta y sepultada por mi familia y la sociedad.

Nací cien años antes que tú y sin embargo te veo igual a mí.

Soy Teresa Wilms Montt, y no soy apta para señoritas”.