Mujeres de Irán se revelan contra el velo islámico: “Me visto como quiero”

Una verdadera revolución se vive en Irán y otros países del Medio Oriente. Cada vez son más las mujeres que se niegan a portar en su indumentaria el “velo obligatorio”.

Una verdadera revolución se vive en Irán y otros países del Medio Oriente. Cada vez son más las mujeres que se niegan a portar en su indumentaria el 'velo obligatorio'. La decisión ha causado enorme revuelo y luego de salir a la luz pública un video en donde una joven enfrenta, en una estación del metro de Darvazeh Dowlat de Teherán, a quienes la obligan a ocultar su rostro.

En el video viral, grabado por un aficionado, se observa como una joven grita: “Me visto como quiero. No es asunto de ustedes”. En la grabación no se detalla si son agentes de la policía religiosa o unas ciudadanas ultraconservadoras las que reprenden a la joven iraní.

El velo es obligatorio en Irán para todas las mujeres mayores de nueve años, iraníes o extranjeras, musulmanas o de cualquier otra religión, pero un creciente número de ellas cuestionan una imposición que es, ante todo, política.

La joven, que lleva un pañuelo colgado del cuello, se encara con las zelotes e incluso responde con una patada. Las mujeres, tal vez basiyíes (o voluntarias islámicas), se apartan sorprendidas por la reacción, no sin antes insultarla y llamarla “¡perra!” por no respetar la costumbres tradicionales del país.

Posteriormente, llega un empleado del metro con varios policías al sitio para evaluar la situación. Los agentes hablan con la chica y se ve cómo ésta se coloca el pañuelo sobre la cabeza y se va, sin que aparentemente sea detenida.

En poco tiempo el video de la escena se hizo viral en las redes sociales. Masih Alinejad, la principal activista iraní de los derechos de las mujeres y que difundió las imágenes, repudió la escena, según un reportaje de El País (España). “Esta mujer está harta de la policía moral, miren como las empuja. Estamos cansadas de que nos digan cómo tenemos que vestirnos. Estamos hartas del hiyab (velo) obligatorio”, tuiteó Alinejad.

Actualmente, un creciente número de mujeres rechazan y ofrecen resistencia al uso del velo obligatorio. El cambio viene alentado desde 2014 por la propia Alinejad, tras verse obligada a abandonar Irán, lanzó la campaña 'Mi libertad oculta' (My Stealthy Freedom), animando a sus compatriotas a fotografiarse sin velo.

“Hoy en día en Irán, hay una renovada confianza y coraje entre las mujeres para luchar contra sus opresores. Después de 40 años, las iraníes ya han aguantado suficiente que se les acose en las calles”, comentó Alinejad en un correo electrónico desde Nueva York, donde reside.

En 2015, dos actrices iraníes se vieron obligadas a abandonar su país después de que las autoridades las tacharan de “inmorales” y les prohibieran volver a actuar. ¿Su delito? Haber colgado online varias fotos en las que aparecen sin el preceptivo velo.

Sadaf Taherian, actriz que se refugió en el vecino Dubái, admitió en esa oportunidad que se trató de un gesto de protesta, pero se declaró sorprendida por el grado de acoso del que fue víctima. Chakameh Chamanmah, la otra actriz y que migró a EEUU, nunca hizo comentarios.

Te recomendamos en video: