Emilia Clarke apoya el feminismo desde su concepción educativa

La joven actriz Emilia Clarke alza su bandera en apoyo al feminismo, pero sostiene que este debe fortalecer su matriz educativa

La actriz Emilia Clarke se convierte en una de las principales referencias de la lucha por el feminismo en Hollywood. Tras el desarrollo de su corta carrera ha logrado asirse de un espacio que le permite elevar su voz por lo que piensa y lo que desea.
Su exitoso papel de Daenerys Targaryen, Khaleesi, en la famosa serie Juego de Tronos le sirvió de plataforma para ir forjando una carrera que se percibe sólida y que aún le permite gozar de sus ratos de intimidad.
Enfocada en la actuación y en su vida personal, no se desliga de realidades tan latentes en la sociedad, como por ejemplo, la lucha por el feminismo y la equidad de género que se mantiene en todas las latitudes del mundo.
Emilia Clarke aprovecha su espacio privilegiado para aupar los movimientos pro feminismo Me too o Time’s Up, al tiempo en que destaca que también es importante reforzar la matriz educativa para que las sociedades de relevo crezcan con una verdadera y real concepción de la equidad de géneros.

“Mi esperanza es que podamos educar a las nuevas generaciones en una forma de convivencia menos agresiva”, declaró a El País, respecto a su apoyo al feminismo.

Es una militante de los movimientos pro feminismo Me too o Time’s Up, pero no quiere ser una radical contra los hombres. Por el contrario también señala los abusos de los que a veces también son víctimas.

 

A sus 31 años Emilia Clarke alza su mano como un ejemplo de paridad en el competitivo mercado del cine y la televisión. Hoy también eleva su voz al no “no sentir la discriminación en mi sueldo”, pues como se ha conocido fue un ejemplo de paridad salarial en la seria Juego de Tronos.


“La vida que estoy viviendo es de cuento de hadas”, pero no se permite despegar los pies de la tierra, aunque resalta algo que le comentó su colega actor Simon Pigg: “la fama es el sombrero de carnaval que no te puedes quitar cuando pasan las fiestas”.