Ella empezó su propia línea de galletas para vencer los estereotipos contra el síndrome de Down

Collette Divitto es una joven que soñaba con tener trabajo y terminó siendo invitada a hablar en las Naciones Unidas. El presente sobrepasó sus ilusiones gracias al gran esfuerzo, trabajo y constancia que empleó en todas las acciones de su día a día.

Su camino fue arduo porque los reclutadores de varias empresas dejaban a un lado su inteligencia y simpatía para concentrarse en el síndrome de Down de Collette. Englobaban toda su persona en una enfermedad impidiéndoles ver su verdadera capacidad.

Tres años se tardó en encontrar trabajo después de salir en la universidad. Ella siempre se sentía optimista después de cada entrevista, pero solamente encontraba diversos correos electrónicos de rechazo en su bandeja.

Collette Divitto

Sin embargo, la esperanza y el esfuerzo siempre la acompañaron. Así que decidió sacar lo mejor de los innumerables rechazos que recibió y tomar su futuro en sus propias manos. Así fue cómo inició su proyecto de la 'Amazing Cookie'.

También lee: Niña crea ingeniosa iniciativa para celebrar el Día Mundial del Síndrome de Down

El amor de Collette por la cocina

Esta creativa jovencita aprendió a cocinar en la escuela secundaria. Cuando entendió lo básico decidió dar rienda suelta a su imaginación y experimentar con sus propias recetas durante los fines de semana.

Aunque siempre fueron buenas sus creaciones fue hasta el 2011 que sorprendió a su familia con una deliciosa galleta llena de chispas de chocolates, laminada en azúcar canela y horneado hasta dorarla.

Collette Divitto

“Siempre probamos las recetas que ella creó, pero un día hizo una galleta que era tan buena”, dice la madre de Collette, Rosemary. “Le dijimos '¿Recuerdas la receta? Debes escribirla'”.

Era tan deliciosa que su familia incluso sugirió que iniciara su propio negocio para venderla. Pero Collette tenía otros planes: quería ir a la universidad.

Los problemas que enfrentó

La Universidad de Clemson incorporó a Collete en su programa LIFE de dos años. Cuando terminó, emocionada se mudó a Boston creyendo que encontraría trabajo rápidamente.

¿El problema? Las empresas se ofrecían contratar a la joven para puestos voluntarios que por supuesto no eran remunerados. Cuando ella explicaba sus intenciones la mandaban a casa y le daban la noticia de rechazo por correo.

Collette Divitto

“Después de la universidad, traté de encontrar un trabajo remunerado”, dice Collette. “Pero todos me decían por correo electrónico que no era una buena opción para la empresa”.

Collete tuvo que resignarse y aceptar un trabajo de voluntaria. No obstante, dio tan buenos resultados que empezaron a pedirle más y más sin contratarla. Cuando ella pidió que le pagaran por su esfuerzo le pidieron que ya no se presentara al día siguiente.

“Esto sucedió una y otra vez”, dice Rosemary. “Collette se dio cuenta de que querían decir que, debido a su discapacidad, ella no encajaba. Todo el proceso fue muy decepcionante”, agrega.

También lee: Esta talentosa diseñadora con Síndrome de Down es la sensación del London Fashion Week

La empresa creada por la joven

A finales del 2016 Collete llevó su 'Amazing Cookie' a un mercado en donde convenció al dueño para que la pusieran en sus estantes. Así nació: 'Collette's Cookies'.

Gracias a su hermana Blake la historia empezó a extenderse y de un momento a otro todos los periodistas locales preguntaban por las galletas de Collete. Los pedidos que llegaron la sobrepasaron, pero gracias al dueño del mercado logró iniciar su negocio.

Él le permitió usar su cocina por las noches y los fines de semana. Se hizo un llamado a varios voluntarios y los grupos aparecieron al día siguiente,  incluido todo el equipo de béisbol del Noreste. Entre todos la ayudaron a hornear a sus increíbles galletas.

Collette Divitto

En ese momento su madre creó GoFundMe para que ayudaran a su hija a fundar una cocina real. La gente se unió a su causa y ahora puede hacer 5.000 galletas en un solo día, y no lo hace sola. Ha contratado a 13 personas las cuales muchas tienen distintas capacidades, y algunas veces llega hasta tener a 30 empleados.

También lee: 7 mujeres con Síndrome de Down que inspiraron al mundo

“Ella es un poco como su madre, un poco fanática del control”, dice Rosemary, riendo. “Ella entrevista a cada persona dos veces que está buscando un trabajo. Es muy particular a quien le da su receta, y cuidadosamente los entrena”.

Collette espera concienciar sobre la falta de oportunidades laborales para las personas con discapacidad. En el pasado Día Mundial del Síndrome de Down, las Naciones Unidas incluso la invitaron a hablar sobre el tema y compartir cómo las 'Collette's Cookies' están cambiando los estereotipos.

collettys

“Collette ha despertado a todos un poco sobre la contratación de personas con discapacidad”, dice Rosemary. “El 82% de las personas con discapacidad no pueden encontrar empleos remunerados, y muchas viven en la pobreza.

Pero Collette es una prueba de que solo porque alguien tiene una discapacidad etiquetada no significa que no pueda ser muy eficaz en el mundo de los negocios.

También lee

Te recomendamos en video: