Chica que sufrió de bullying dio una lección a sus acosadores con la foto de su boda

Ha demostrado que el físico no siempre es lo más importante

Un ejemplo para todos

Una importante lección ha debido aprender quienes durante años acosaron a la joven de nombre ‘Kamuri’. Ella hoy día se siente una mujer feliz, plena y así lo ha confirmado con la foto de su boda tapando la boca de quienes la acosaron tras años de bullying por no se “bonita”. La imagen es un fenómeno viral.

Kamuri ha debido sufrir de acoso por no cumplir los cánones de belleza impuestos por la sociedad. No tiene el rostro más hermoso, ni un delineado cuerpo, pero tiene una belleza en el alma que está por encima de cualquier factor físico.

El día de su boda Kamuri publicó un inusual mensaje que dejó  a muchos con la boca abierta por la manera que abordó uno de los días más esperado por la mayoría de las mujeres.

Sé que no soy una chica bonita, pero nunca he sido tan feliz en mi vida”, es el mensaje que acompaña la foto en la que Kamuri aparece abrazada por su nuevo esposo.

Un buqué de rosas blancas y rojas en manos de Kamuri complementa el atuendo de la joven, quien optó por vestirse con un vestido poco tradicional para este tipo de ceremonias: un blusón blanco con bordado frontal y un faldón, también de color blanco. Lo complementó con un collar de perlas y el cabello suelto.

La foto de la boda fue publicada a través de la red social Imgur, una página web que sirve para postear fotografías con mensajes en línea, de la cual es frecuente usuaria.

La reacción de la fotografía

La reacción de decenas de “imgurianos” a la foto de la boda no se hizo esperar y el agradecimiento de Kamuti tampoco, pues su fotografía alcanzó el top de las más populares de la red social.

“¿Primera página? ¡Chicos, ustedes son estupendos! 😀 Muchas gracias a todos por sus amables palabras y las felicitaciones. Mi esposo y yo estamos aturdidos.

Es por eso que amo ser una chica imguriana <3

Y a todos los enemigos: Que tengas un buen día

Saludos de un compañero Imgurian”, publicó con un tono de ironía, Kamuri.

Los problemas de bullying suelen acabar con el autoestima de las personas; y lamentablemente Kamuri es un vivo ejemplo de ello, porque al final de todo no es una chica “fea”. Su principal lección por aprender es la de autorreconocimiento y amor propio, que según demuestra, ya lo ha ido asumiendo. Recuerda además que la belleza es completamente subjetiva.

Nueva Mujer también te recomienda

Te recomendamos en video