Mi despedida de soltera ideal

¿Has planeado cómo será esa noche junto a tus amigas?

La verdad es que siempre he dicho que no me quiero casar, por lo menos no en un futuro cercano.  No porque no crea en el matrimonio, sino porque no es algo que esté dentro de mis prioridades. O sea si se da bien, pero si no, me da lo mismo.

Para mis amigos, opino así porque tengo menos de 30 años y que cuando esté bordeando esa edad, voy a dejar caer el vestido de novia de mi cartera en cualquier parte. Si bien no lo creo así, mejor no escupo al cielo.

Algunas de mis amigas están en pareja hace varios años y el resto pensamos que ellas serán las primeras en casarse. De hecho, cuando nos juntamos siempre sale el tema de “¿quién será la primera en decirle adiós a la soltería?” y en ese momento sale el tema del vestido, del diseño, de los invitados, el lugar y por supuesto, la despedida de soltera.

Somos tan organizadas, que si mañana una llegara con la noticia de casarse, ya sabríamos cómo preparar la despedida de soltera ideal según la personalidad de cada una.

Por ejemplo, en mi caso, quiero vedettos, pero no de esos musculosos, vestidos de policías llenos de aceite en el cuerpo y que te toman y te hacen todas las posiciones sexuales de la vida donde al final solo te da vergüenza. Prefiero unos buenos bailarines con poca ropa, que se muevan bien y más que sexuales, sean sensuales. Por otro lado, no quiero que estén invitadas mujeres por compromiso, como mi jefa, la hija de la tía de mi pareja o las abuelitas. Solo quiero que estén mis amigas y tengamos la mejor fiesta de la vida, la que tiene que durar toda la noche y parte de la mañana.

Todas queremos vedettos y por lo menos en Chile es tradición que las invitadas te regalen algunos accesorios para la casa que no se incluyen en la lista de novios de las tiendas comerciales, pero en el caso de nosotras, queremos juguetes sexuales, lencería y todo lo necesario para tener una vida sexual más entretenida.

Tenemos claro que lo pasaremos increíble y que nadie sabrá lo que ocurra esa noche.

Y tú, ¿has pensado como quieres que sea tu despedida de soltera?