Pijamada con amigas

Si bien es una tradición algo noventera, fue la mejor decisión repetirla en el 2012.

Siempre he sido muy cercana a mis amigas y junto con mi familia, son las personas más importantes en mi vida. No hay nadie en el mundo que me entienda como lo hacen ellas, que me escuchen con tanta atención o con quien me ría por horas hasta que me duela el estómago.

Tengo varios grupos de amigas. Las del colegio, las de la universidad y las de la vida. A veces es complejo organizarse para distribuir el tiempo con todas, sobre todo porque la mayoría trabaja en lugares diferentes o porque vivimos muy lejos o porque simplemente no hay espacios. De todas formas, con mis amigas siempre nos hacemos un lugar para ponernos al día.

Cuando era más chica la mejor manera de compartir todas las amigas juntas y contarnos todo, era en las pijamadas. Por lo menos con las chicas del colegio, lo hacíamos todas las semanas. Arrendábamos películas-en esos tiempo donde no se podían descargar- comprábamos cosas y cuando ya se nos acaban los temas, nos entreteníamos revisando el anuario del colegio. Seleccionábamos a los más guapos, a las mujeres que nos caían mal y nos burlábamos de quienes no eran muy fotogénicos.

Como una forma de recordar viejos tiempo, hace algunas semanas organizamos una pijamada con las mismas amigas que asistíamos en esos tiempos. Éramos seis y hoy continuamos reuniéndonos. La junta fue en la misma sede de siempre: La casa de la Dani. Esa noche conversamos de todo, también comimos muchas cosas ricas y ahora le agregamos algunos mojitos y vino tinto. El anuario del colegio lo cambiamos por revisar los perfiles de facebook y en lugar de ver películas, optamos por ver videos de youtube. Si bien las tecnologías han cambiado, la amistad sigue intacta y aún más potente. Lo mejor, es saber que todavía siguen siendo ellas las únicas que me hacen reír hasta que mi estómago ya no lo soporta.

Y tú, ¿cómo te diviertes con tus amigas?