Coleccionista de relaciones

Aquellos que cambian de pareja como si fuera ropa interior.

Esto es algo que se puede dar en todo género. Para los que se sientan ofendidos o insistan en que soy feminista, no es una característica solo de los hombres. Pero como soy mujer hablaré desde mi experiencia o situaciones por las que han pasado personas cercanas a mí, que en su mayoría son amigas.

Cuando hablo de coleccionista de relaciones me refiero a aquel hombre o mujer que no sabe estar solo. Que tiene un cronómetro interno que le avisa cuándo es hora de cambiar de pareja, cuándo hay que desenamorarse y cuándo es momento para empezar a buscar otra conquista. Pero ojo, sin necesidad de dejar a la mujer antigua.

Son de esos tipos que por lo general no tienen relaciones cortas y su mínima es de un año. Es decir que enamoran a una mujer y luego la dejan por otra, con quien también dura varios años.

Si hablo con esta propiedad es porque conozco un caso muy de cerca, pero menos mal que jamás caí en sus garras ni en su maquiavélico plan de ir enamorando mujeres por doquier para después dejarlas. De hecho, este tipo de hombres los encuentro más crueles que los mujeriegos.

Tampoco creo que sea malo tener una que otra relación, pero cuando uno va por la vida cambiando de novia como se cambia ropa interior, hay un problema. Se deja ver como una persona que no le tiene ni siquiera un poco de respeto a la tipa que estuvo a su lado por tanto tiempo y deja la duda en ella, si es que realmente la amó alguna vez.

Y tú, ¿has conocido a algún tipo así?