Quitarse los zapatos en público y correr en misas, las tiernas travesuras de la princesa Leonore de Suecia

La princesa Leonore de Suecia es, sin dudas, la niña más traviesas y adorables de la monarquía.

La princesa Leonore de Suecia es, sin dudas, la niña más traviesas y adorables de la monarquía. A su corta edad, su carisma y ternura infantil la han convertido en toda una celebridad en las redes sociales. Sus padres, Magdalena de Suecia y Chris O'Neill, ya parecen estar acostumbrados a los momentos más simpáticos y espontáneos de su hija mayor de apenas 4 años.

Las “travesuras” de Leonore van desde quitarse los zapatos en las fotos oficiales de la realeza y hasta hacer “volteretas” y “corre” en plena misa, como se vio en el bautizó de su hermana menor Adrienne.

Hace poco, la princesa Magdalena de Suecia publicó en su cuenta en twitter una de las imágenes más tiernas de su pequeña: Leonore pescando en medio de las vacaciones que disfruta junto a su familia en su residencia de Öland.

Patiently waiting….

A post shared by Princess Madeleine of Sweden (@princess_madeleine_of_sweden) on

A diferencia de la monarquía española y británica, Magdalena de Suecia y Chris O'Neill se han caracterizado por mostrar la faceta más natural y divertida en las redes sociales de su hija.

Sin presiones

La pequeña es la octava en la línea de sucesión a su trono y, por lo tanto, no tiene tanta presión y supervisión como Leonor de Asturias, la hija de la reina Letizia y el rey Felipe VI.

En los actos oficiales, Leonore de Suecia se ha visto de lo más espontánea y divertida, e incluso en ocasiones traviesa. Es por eso justo por lo que se ha ganado a pulso el título de “enfant terrible”.

Sus últimas travesuras fueron registradas en la capilla del Castillo de Drottningholm y durante el bautizo de su hermana Adrienne.

Leonore se quitó los zapatos y, una vez en el centro de la capilla y, ante las miradas de todos los presentes (y de las miles de personas que seguían el acontecimiento por televisión), comenzó a rodar por el suelo y dar alguna que otra voltereta sin hacer caso a la petición de sus padres y del resto de familiares de que regresara a su silla.

El día que se estrenó como duquesa de Gotland, en 2016, la hija mayor de Magdalena de Suecia y Chris O'Neill hizo que los planes no salieran según lo previsto. La princesa Leonore tenía que alimentar a su potro con una zanahoria y posar con un casco de montar pero, pero ella decidió desprenderse de sus zapatos y echar a correr por un campo de flores.

Sin dudas, Leonore de Suecia es la niña más auténtica y traviesa de la monarquía europea. Su naturalidad siempre es captada por los fotógrafos que no pierden ninguna oportunidad de inmortalizar sus locuras.

Te recomendamos en video: