James Hewitt: el amante de Diana cuyo increíble parecido con Harry genera sospechas

Su pelo rojizo, su nariz perfilada y su sonrisa amplia son algunos de los rasgos que llaman la atención de Harry.

Su pelo rojizo, su nariz perfilada y su sonrisa amplia son algunos de los rasgos que llaman la atención de Harry, el hijo menor de la recordada Diana de Gales. La boda del ahora Duque de Sussex con Meghan Markle revivió una de las polémicas que gira a su alrededor: ¿Es el príncipe Carlos su padre?

Las características físicas de Harry siempre lo han alejado de su padre y levantaron sospechas en el pasado, que ahora regresan al mismo punto: James Hewitt. El amante de Lady Di durante cinco años y cuyo parecido con Harry se afianza con el pasar de los años.

Me siento bendecido

“Me encantó Diana. La amo todavía. Me siento bendecido de que ella me amara y pudimos disfrutar de unos pocos años que alcanzaron alturas de felicidad que nunca había conocido antes o desde entonces”, declaró Hewitt a medios británicos.

El ex militar de caballería pelirrojo, de nariz perfilada y sonrisa amplia ha negado en reiteradas ocasiones ser el padre del príncipe. Argumentando que conoció a la Princesa de Gales en 1986, dos años después del 15 de septiembre de 1984, día en el que nació Harry.

Los medios ingleses afirman que Hewitt y Diana coincidieron en una fiesta en Londres en el verano de 1986: “No me arrepiento. Hubo algunas cosas que no estuvieron bien, pero no todo. Creo que era bastante fácil enamorarse de ella, así que puede perdonárseme por eso”, ha confesado.

“No soy su padre”

En múltiples entrevistas, el ex jinete y campeón de polo reveló que los encuentros tenían como escenario una casa de campo de su madre; donde a ambos les gustaba “cocinar juntos, cenar, relajarnos y reírnos”.

El romance terminó en 1991, cuando Hewitt fue enviado a combatir en la Guerra del Golfo. Tres años después dejó el Ejército, tras una carrera de 17 años que comenzó en la prestigiosa academia militar Sandhurst.

Su parecido con Harry lo mantiene en el centro de la polémica, aunque existan pruebas de ADN que descarten el origen plebeyo del esposo de Meghan Markle. “No. No soy su padre”, afirma con insistencia y agrega: “Vende periódicos. Pero probablemente es peor para él. Pobre chico”.

Te recomendamos en video: