Boda de Meghan y Harry rompe récord de audiencia en Estados Unidos

El enlace fue más visto que la boda entre William y Kate en el 2011

Quizás la atmosfera de cuento de hadas, ese final feliz de una plebeya casándose con un príncipe fue lo que atrajo a 29 millones de espectadores a madrugar para ver como Meghan Markle caminaba hasta el altar donde la esperaba el príncipe Harry de Inglaterra.

La compañía Nielsen, encargada de medir la audiencia en la televisión estadounidense, publicó este lunes que 29,2 millones de personas en Estados Unidos vieron la boda real el sábado 19 de mayo.

La ceremonia se efectuó en el castillo de Windsor, desde horas de la madrugada en América, y fue transmitida por 15 cadenas diferentes.

En comparación, la boda de William, hermano mayor de Harry, con Kate Middleton en el 2011 tuvo una audiencia de 22 millones de televidentes. Quizás en esta ocasión influyó el hecho de que Meghan es estadounidense.

La boda de la princesa Diana, madre de William y Harry, con el príncipe Carlos, logró reunir 17 millones de estadounidenses frente a sus televisores en 1981. La ceremonia real menos vista hasta ahora fue la boda precisamente de Carlos con Camila Parker Bowles, con poco más de tres millones de espectadores.

Te recomendamos en video