Paloma Salas: "Lo más triste de todo es que ser comediante es querer caer bien"

Entrevistamos a la comediante, que dio un paso importante (y menos pajero, en sus palabras) para su carrera: se lanzó en un show solitario llamado "En Serio".

Paloma Salas lleva bastantes años en el mundo del stand up comedy, y sacando en limpio tiempo, chistes y experiencia en los escenarios, decidió lanzarse sola con su show "En Serio".

El pasado jueves 3 de mayo se presentó por primera vez en su espectáculo, que fue todo un éxito: "Se súper llenó y hasta quedó gente afuera. Es importante comprar las entradas por internet porque es muy chico el teatro", dice.

En Nueva Mujer conversamos con Paloma ad portas de su primera presentación, que si aún no la ves podrás disfrutarla el 10, 24 y 31 de mayo en el Teatro de la Aurora.

-Cuéntame más de tu obra.

Llevo haciendo stand up en todos lados mucho rato. A fines del 2017 pasado saqué una cuenta: en un año había hecho como 250 shows. Brígido. Siento que el stand up es más una disciplina que una carrera, y por lo mismo, en términos de carrera no capitalizo nada de lo que hago. Siempre estoy en unos flyers con cien personas más y me doy cuenta que tengo material como para hablar dos horas y media sin parar. Y en lo que he estado últimamente es que hago un poquitito acá, un próximo set lo hago un poquitito allá, y en verdad el show de ahora es como la mitad de lo mejor de lo que saqué de este año y un poco nuevo.

-¿Y en qué se diferencia de otros shows tuyos?

Yo creo que para todo el mundo los temas son más o menos los mismos para siempre, no sé, yo siempre voy a estar pegada como con la cotidianidad, fijándome desde el punto de vista más feminista, siempre me va a importar hablar de hueás cochinas, porque me encanta. Es súper difícil que empiece a escribir chistes de cosas muy distintas porque sigo siendo yo. Pero efectivamente van a haber temas que no había antes, como crecer y ser adulto, algo que me está pasando ahora y no hace cinco años. Y creo que al final quizás el público se da más cuenta que yo, porque siento que soy la misma de hace diez años. El stand up es algo tan personal, si te lo tomas en serio y hablas de ti mismo, es súper difícil decir: "He cambiado en esto", porque en el fondo te tendría que decir "He madurado", que es una hueá que me da demasiada plancha decir porque no sé si es verdad.

-Es como portada de revista.

Sí, como: "He madurado. La vida me sonríe", algo que no sé si estoy tan de acuerdo además y yo no la percibo. Demás que la otra gente sí. Pero me da lo mismo lo que estén hablando si el comediante es bueno ¿o no? No sé, hay comediantes que hacen chistes de salchichas y otros que hacen chistes de religión y si los dos están bien escritos son geniales.

-¿Cómo fue esta decisión de hacer stand up en solitario?

Por un lado, más que atreverse como de valentía es más de atreverme como de pajera, porque tengo que producirlo todo yo y por eso lo he chuteado más. Pero también obvio que tiene que ver con una hueá como "Ay qué miedo que no vaya nadie", también tengo que admitir, y que esto por favor sea titular, Paloma Salas se ha colgado de gente famosa toda su carrera: partí con la Jani Dueñas, después con Villouta, y la Nata, y la Jani, después con Avello. Soy como Pitbull, siempre featuring. Y ya llegó un punto que es como: "Puta, mis amigos se van a morir en algún momento y yo tengo que seguir trabajando".

-Independizarse, a final de cuentas.

Exactamente. También por eso yo he tenido mucha más libertad que ellos incluso de experimentar, mandarme cagás, hacer shows malos, porque si estai teloneando a Avello y todo el mundo va a verlo a él un poco da lo mismo si te va mal. Y yo creo que también mi trabajo refleja un poco eso, ese poco miedo al fracaso, que se nota en la poca plata que gano también (risas), pero como no soy tan famosa como ellos, he tenido la oportunidad de cagarla más y aprender harto. Entonces creo que mi trabajo de ahora se nota harto lo cómoda que estoy en el escenario, mucho más que hace varios años atrás. Me estresa mucho más esta entrevista que subirme al escenario hoy en día. Es mi lugar más feliz, estoy relajada arriba, no me cuesta. Eso me tiene muy contenta y yo creo que este show es como para celebrar que ya no me da diarrea violenta cada vez que me tengo que subir a un escenario.

paloma salas

-¿Te vas a regiones también o no?

Espero también cuando termine este ciclo, me voy yo de viaje de vacaciones, planeo estar dos tres meses en el Aurora y a la vuelta ir a regiones con todo. Con la Jani estamos planeando unos shows de los que hacemos juntas fuera de Santiago para estos meses pero me encantaría llevar el En Serio a regiones.

-Porque igual para ti es diferente hacer humor en regiones.

Hoy en día como que es un tema de producción, es súper difícil encontrar lugar para empezar, llaman a pura gente que trabaja en Morandé con Compañía. En los bares y teatros, los lugares de tocatas y cosas así no piensan tanto en el stand up. En general la gente que viaja a regiones y hace esto y que puede sostener giras largas, van a casinos y teatros municipales pero si no estás ahí todavía, si no vas a llenar con mil personas Rancagua y podrías ir a un lugar de 300 personas. Los lugares de 300 personas no tienen productores externos, y normalmente tienes que hacer una coproducción entre tu productor de Santiago y el productor de regiones y al final todo el mundo gana plata, menos el comediante. Y he sacado la cuenta y gano mucha más plata haciendo un show en el Comedy un lunes que yendo un sábado a Concepción.

-Brígido.

Es brígido. Hicimos un show en Quilpué que yo gané mucha menos plata que el que lo produjo ahí. Y aparte que es estúpido, el stand up es algo tan fácil de producir, es un micrófono y ya. Obvio que quiero ir a regiones, es lo que más quiero, pero me da mucha pena ir y ganar lo mismo que gano un lunes y cobrándole a la gente diez lucas, que es un precio que jamás me gustaría cobrarles.

-¿Y por qué crees que se da esa diferencia?

Todavía estoy tratando de descifrarla y entenderla y deshacerme de ella, porque es una estupidez. Y yo creo que tiene que ver con que los locales medianos están apuntando a bandas, otras cosas. No sé. Si supiera cuál es el problema, no lo tendría.

-Tú has admitido públicamente que tu humor tiene perspectiva de género y que integras el feminismo en él ¿Cómo lo vas integrando?

Cuando estoy pensando en chistes o hueás que me den risa, no estoy pensando ni en feminismo ni en nada, no estoy pensando ser irreverente o provocadora ni nada, pienso en todo lo que genuinamente me da risa a mí. Lo que pasa es que cuando eres feminista y piensas en temas de feminismo todo el día y en el fondo el feminismo no es solo algo a lo que aspirar sino que también es una especie como de disciplina, muchas cosas de tu vida cotidiana cambian de significado, muchas cosas que me pasaban a mí antes ya no me pasan porque me di cuenta que eran parte como de un círculo vicioso de un sistema patriarcal al cual yo ya no adscribo. Entonces cuando se te deslava el cerebro de ciertas conductas, hay ciertas cosas que ya no te dan risa nomás. Y cosas que se te abren los ojos y dices: "qué ridícula esta situación", "qué absurda esta forma en que vivimos", y que no tiene que ver con ni, no sé, con mi parte como intelectual necesariamente. Sigue teniendo que ver con el lado mío que está todo el día jugando dentro de mi cabeza, solamente que la persona que está jugando es feminista.

-¿Y te tocan muchos trolls?

O sea, en los shows no. Porque generalmente es gente que adscribe a tu forma de pensar y que por eso van. Es muy difícil que alguien muy machista o que le carguen las mujeres haciendo comedia o que encuentre que las mujeres son fomes llegue a mi show, para qué iría. Nos pasa más con la Jani en el programa de radio, es atroz, es ridículo. En general es un grupo de fans de Kast que escuchan el programa muchísimo, no te estoy hueveando, y hay como varios grupos de Facebook que son como "Chilenos por Kast", hay otro que se llamaba algo así como "Libertad económica", la foto de perfil decía "I love capitalism" y sabís que esos hueones sí que son bravos, también hay un canal de YouTube que se llama como Kastlovers, no tengo idea. Y los hueones se dedican a editar, a agarrar un programa de dos horas, lo ven entero, editan las partes que les molestan, hacen videos, y los suben escribiendo "Esta guatona culiá feminazi que nadie se la culea", después al día siguiente: "Paloma Salas, gorda feminazi, eructa en programa de radio en vivo" y comentan cosas como: "En este país le dan trabajo a esta gente", no me han dado trabajo, lo hacemos casi gratis.

-¿Cómo respondes? ¿O no pescas?

Lo usamos ene el programa porque es muy chistoso, aparte que escriben como el pico y dicen puras hueás idiotas, nos arman la pauta. Imagínate, te escribieran todos los días "Guatona culiá, cállate" y después ves la foto y es un señor sin dientes. Es maravilloso. Para mí es como por favor sigan, porque me causa gracia. Igual es porque tampoco nunca he recibido nada grave, como: "voy a ir a tu casa a matarte y sé dónde vivís" pero hasta ahora me parece que está todo bien, que digan lo que quieran.

-Vi en tu instagram que tuviste una experiencia cercana con Herval Abreu.

Igual no alcanza a ser una historia de nada, no puedo decir: "En verdad me invitó a su departamento". No pasó nada de eso. Pero solo digo: "Hueón, qué buen ojo tuve de no querer trabajar con él" nomás. Al ser feminista empiezas a mirar para atrás cosas que son tan raras. Que en el momento que tienes las herramientas las dilucidas, hay cosas que no te enseñaron, como: "Oye, es raro que un señor de 47 quiera tener una reunión con una niña que nunca ha escrito nada, y que sea tu guionista de su primer gran cortometraje", un hueón forrado en plata que se podría haber conseguido cualquier guionista. Tampoco tuve una relación con él como para que yo sintiera como "Este señor está apostando por mí porque conoce mi talento" porque no tenía idea quién era yo. Entonces es como nada, decir qué bacán, porque fue un instinto. En ningún momento pensé: "Está mal que los viejos trabajen con niñas", porque es esa edad estúpida donde querís ser súper grande. Fui inteligente sin quererlo, o pajera quizás.

-¿Te has visto en situaciones similares en tu mundo?

De todas maneras las he visto de cerca, y a veces me ofendo yo más que las víctimas incluso, pero a mí personalmente no, he tenido mucha suerte. O sea, personalmente me han pasado cosas horribles en carretes y como en la vida nocturna como del hueveo. En las relaciones personales, desde muy chica incluso. Pololos a los 14 que me pateaban porque no me los quería culiar, unos señores de 19 años, cachai. Desde eso en adelante te empiezan a pasar cosas mala onda. Pero yo creo que también esta misma de que no se me ocurre hueona más hocicona pa tratar de violarse que yo, cualquier persona que conozca mi material el día del pico se atrevería a hacerme nada yo creo, espero que sea eso, porque de verdad (qué asco la palabra) pero como que me empodera, me hace más intocable, poder decir todo lo que pienso y que no me importe. Pero espero que esté funcionando, espero que sea eso, pero también no sé, de nuevo, si supiéramos que hacen a las víctimas serlo lo tendríamos más arreglado.

-¿Cuál es tu mayor inspiración?

La gente entretenida. Hacer reír a la gente que me cae bien. Cuando miro el público y me doy cuenta que hay no sé, seis, siete mesas, llenas de lesbianas que no tenían dónde ir a reírse antes y que están cagás de la risa, y que se están tomando un copete y lo están pasando bien un martes, me digo: "quiero seguir cayéndole bien a esta gente, me caen bien a mí". Cuando yo era chica ni siquiera sabía que quería ser comediante y me juntaba con la gente chistosa, quería estar rodeada de ellos porque sentía que eran los más inteligentes. Quería caerles bien a los chistosos. Todavía tengo un poco eso. No estoy esperando que Coco Legrand me encuentre chistosa, me da lo mismo Coco Legrand. Quiero caerle bien a otra gente. Eso es lo más triste de todo, que ser comediante es querer caer bien.

-Pero igual es bacán por un lado.

Sí, pero es súper narciso e insoportable.

-La impresión que me da es que has creado un espacio seguro para esa gente que te cae bien.

Sí, me encantaría pensar que es así. Es un lugar bastante inseguro para guatones con Dockers pero para casi todo el resto es súper seguro.