Así fueron las últimas horas de Gabriel antes de ser asesinado por Ana Julia

Carmen Sicilia, la abuela de 84 años de Gabriel Cruz declaró ante un juez su versión

Los recuento de los hechos

El pasado 27 de febrero de 2018 fue un día fatídico para la familia Cruz. El pequeño Gabriel desapareció, fue asesinado por la dominicana Ana Julia Quezada y su cuerpo fue ocultado en la finca familiar, en la misma localidad de Las Hortichuelas, Níjar en Almería, España.

Todo un plan macabro donde una sola testigo podía determinar las últimas horas del pequeño, la abuela de 84 años, Carmen Sicilia.

Los últimos momentos de Gabriel

La mujer acudió ante el juez Rafael Soriano, allí relató las últimas horas del pequeño, pues era ella la encargada de monitorearlo pero ante su edad e inquietud del pequeño, era el escenario perfecto para que la asesina aprovechara, como de hecho sucedió. La mujer relató que su nieto salió de casa a las 03.30PM, última vez que fue visto con vida, su intención era salir a jugar.

Ana Julia Quezada saldría minutos después que el pequeño, pasaron dos horas y media, cerca de las 06.00PM, Quezada regresaría a casa, ya había cometido el crimen, ya había escondido el cuerpo en la finca Rodalquilar, como si se tratara de una película de terror. La mujer regresó y se sentó en la misma mesa que la abuela, fingiendo no saber nada, fingiendo no haber asesinado a su nieto.

Aunque la declaración de la abuela del pequeño era clave, no se pudo conocer mayor detalle pues el código legal establece el secreto de sumario que prohíbe ventilar datos mayores.

También lee

Te recomendamos en video: