Henry Cavill le dice adiós al bigote que arruinó ‘La Liga de la Justicia’

Y que fue tan criticado

Henry Cavill, el intérprete de Superman de los últimos años, vuelve al ruedo y sin bigotes. Obedeciendo el carácter original de este súper héroe que va a cara lavada.

Es importante recordar la polémica armada a finales del año pasado luego de que en la última entrega de ‘La Liga de la Justicia’ haya quedado en evidencia los trabajos de edición del bigote de Henry Cavill.

El mes de noviembre del 2017 sirvió para el estreno de la Liga de la Justicia, dirigida por Zack Snyder, entonces fue cuando la polémica creció y se regó como pólvora, al punto de convertirse en uno de los focos de opinión de la película, más allá de la propia historia y sus actuaciones.

Un efecto de edición dejaba intrigados a los fanáticos de la saga, pues algo extraño se notaba en el rostro de Superman, interpretado por Henry Cavill. Se trataba de un riguroso y costoso trabajo de post producción que ascendió a miles de dólares.

Pero ¿por qué este extraño trabajo de edición en el rostro de Cavill? ¿Era realmente necesario hacer esta inversión? Lo que ocurrió es que el plan de rodaje de La Liga de la Justicia, desarrollado en el año 2016, se extendió más de los previsto, y Cavill ya había asumido un compromiso con otra producción cinematográfica, Misión Imposible

Para este nuevo rol en Misión Imposible 6, Cavill debía lucir bigotes, lo que suponía un pequeño contratiempo para la producción de La Liga de la Justicia que estimaron se podría resolver con una rasuradora en cinco minutos en el baño, pero no fue así.

El contrato previamente establecido con Paramount establecía que Cavill no debía alterar su look con bigote bajo ningún concepto. Lo que entonces supuso un contratiempo para el equipo de producción de La Liga de la Justicia, quienes decidieron resolver la presencia del mostacho es post producción.

"No hay manera de cubrir un bigote. Lo que hicieron fue intentar retirarlo de la superficie de los labios echándolo hacia atrás con cera y poner puntos por toda mi cara para luego trabajar con el CGI”, explicó el actor en una entrevista con Fox.

Dichos rodajes extras y sus trabajos de edición costaron unos 25 millones de dólares más de los estimados. En total, La Liga de la Justicia se perfila como una de las películas más costosas de la historia con una inversión estimada que asciende a los 300 millones de dólares.

Luego del revuelo, Henry Cavill ha lanzado a través de su cuenta en la red social Instagram, un video titulado #ShavedButNotForgotten donde hace referencia al controversial hecho, que hoy le roba risas a muchos de sus fanáticos.

#ShavedButNotForgotten

A post shared by Henry Cavill (@henrycavill) on

Te recomendamos en video: